Sociedad

null

Hemeroteca > 13/07/2002 > 

Cómo evitar la otitis

Una pequeña herida en el oído, provocada por un bastoncillo o un objeto punzante, deja las puertas abiertas a los gérmenes responsables de la otitis externa o «de piscina». No abusar del agua y cerciorarse de que ha sido tratada de forma adecuada son algunas claves para evitar esta molesta dolencia, típica del verano.

Actualizado 13/07/2002 - 23:58:07
Ante los primeros síntomas, se debe acudir al médico
Ante los primeros síntomas, se debe acudir al médico
La otitis externa, más conocida como otitis «de piscina», consiste en una infección del conducto auditivo externo. Es una patología dolorosa que resulta frecuente en niños y más en la temporada estival, debido a las largas horas que pasan en el agua. El doctor Javier Cervera, especialista en Otorrinolaringología Infantil del Hospital Niño Jesús, de Madrid, explica cómo mantenerla a raya.
-¿Cuáles son sus causas?
-El oído externo está recubierto por una piel muy fina y tiene poca grasa. En consecuencia, se seca mucho, por lo que es muy descamativa. La cera tiene la función de hidratar esa piel y protegerla. Sin embargo, existe la mala costumbre de limpiar en profundidad el interior del oído conbastoncillos. También es muy común hurgar en ellos con objetos punzantes. Con estas acciones se elimina toda la cera, el manto graso que protege la piel del oído, e incluso se puede producir alguna pequeña herida. Si se tiene esta lesión y se toma un largo baño en aguas contaminadas (las piscinas, además, contienen cloro, que irrita mucho la piel), los gérmenes pueden producir la infección. Por este motivo, es más usual en niños que pasan horas en el agua.
-¿Cuáles son los síntomas?
-Se trata de una inflamación muy dolorosa. A medida que va evolucionando la otitis, el malestar pasa de estar presente sólo cuando se presiona la zona, a ser permanente. En ocasiones, si no se trata de forma adecuada, también puede llegar a haber una supuración.
-¿Cómo se debe actuar cuando se detectan las primeras señales?
-Al detectar los primeros síntomas, lo primero que se debe hacer es acudir al médico. Las recomendaciones básicas son no mojar el oído bajo ningún concepto y tomar algún analgésico, como paracetamol o ibuprofeno, para frenar el dolor. No se debe administrar un antibiótico sin prescripción facultativa. Por su origen microbiológico, se tiende a pensar que basta un antibiótico clásico para acabar con esta otitis, por lo que es bastante común su automedicación. Sin embargo, la mayoría de las bacterias implicadas en esta patología no son sensibles a este tipo de fármacos. Su administración, además de no tener efectos beneficiosos sobre la evolución de la otitis, puede ser perjudicial, ya que existe la posibilidad de crear resistencias bacterianas a estos antibióticos.
-¿Puede volver a aparecer?
-Suele reaparecer si no se ha tratado de forma correcta y no se ha curado totalmente. Los adultos son más conscientes del peligro, pero los niños, en cuanto se les pasa el dolor por la acción del analgésico, quieren bañarse de nuevo. Entonces puede complicarse y volver con más agresividad. No obstante, en general es una patología que, si se trata adecuadamente, no tiene ninguna repercusión.
-¿Se puede prevenir?
-El tratamiento preventivo se basa, fundamentalmente, en no manipular el oído con ningún objeto. A pesar de que pique, no se debe introducir ningún instrumento en el interior del oído, porque se puede hacer una herida y dejar las puertas abiertas a la infección. Bañarse con tapones si se tiene la piel sana no sólo no evita la otitis, sino que puede resultar contraproducente, ya que lesionan la zona. Tampoco se debe abusar del agua, con el fin de disminuir el riesgo. Otra medida que es conveniente adoptar es bañarse únicamente en sitios donde se tenga una mínima garantía de que el agua ha sido tratada de forma adecuada y suficiente. Y, si se trata de baños de mar, nos debemos cerciorar de que la playa tiene una bandera azul.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.