Sociedad

null

Hemeroteca > 13/01/2003 > 

Modalidades de acogimiento

Actualizado 13/01/2003 - 05:00:04
MADRID. En España existen varias modalidades de acogimiento que, según explica Pere Amorós, profesor titular de Inadaptación Social de la Universidad de Barcelona, conviene conocer. Así, y en función de las posibilidades de retorno del niño a la familia, se distingue:
Acogimiento de urgencia: Destinado a aquellos niños que necesitan una atención inmediata en el seno de una familia preparada para ello y evitar así la guarda en un centro de menores. Suelen ser pequeños de entre 0 y 6 años y su estancia oscila entre los 3 y los 6 meses. Esta es una modalidad aún poco extendida y son las Comunidades de Cataluña, Andalucía, Valencia y Mallorca las que más la desarrollan.
Acogimiento con previsión de retorno o simple. Se promueve desde la premisa del regreso del niño a su familia de origen en un plazo corto de tiempo, inferior a dos años. Los padres de acogida han sido formados para que complementen las necesidades del niño y faciliten las relaciones y visitas del menor con su propia familia, para que mantenga los vínculos anteriores.
Acogimiento permanente. Se realiza cuando el retorno a la familia biológica no es posible a corto plazo o no es deseable en interés del bienestar del propio menor y, al mismo tiempo, la separación definitiva mediante medida de adopción tampoco es recurso adecuado. El menor suele permanecer en la familia hasta su independencia o puede decidir continuar en su seno o ser definitivamente adoptado. Esta situación suele darse en aquellas familias que acogen a menores de edades comprendidas entre los 12 ó 13 años y que, ante la imposibilidad de volver con su familia biológica, no desean ser adoptados. Su carácter permanente ampara la posibilidad de una atribución judicial de la tutela.
Tomando en consideración las características de los niños que pueden ser acogidos, se puede hablar de:
Acogimiento ordinario. Atiende a aquellos niños que no presentan necesidades educativas especiales.
Acogimiento especializado.Está destinado a ofrecer un ambiente familiar a niños que presentan necesidades educativas especiales o ciertas particularidades que requieren de una atención especializada como discapacidades, trastornos de comportamiento, enfermedades crónicas...
Por otra parte, y teniendo en cuenta la familia en la que va a ser acogido se contemplan estos casos:
Familia extensa.Debe existir una relación previa de parentesco, bien sea por consanguinidad o por afinidad, entre el acogedor y el menor. Tiene carácter preferente sobre el de familia ajena por cuanto evita la separación del menor de su entorno familiar.
Familia ajena. El menor es asignado a una persona o familia que sin tener vínculo familiar alguno ha presentado solicitud de acogimiento y previamente ha obtenido la declaración de idoneidad.
De acuerdo con el tipo de procedimiento que se sigue, el acogimiento puede ser:
Administrativo. Cuando la familia biológica solicita a la Administración que una familia de acogida la ayude a superar la situación de crisis en la que se encuentra. Existe un acuerdo entre ambas familias y no es necesaria la mediación de un juez.
Judicial. El que se constituye por auto del juez a propuesta de la Administración. En estos casos la familia biológica no consiente el acogimiento o se encuentra desaparecida.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.