Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 12/10/2006 > 

Ortega Cano suspende el Camino por la enfermedad de su hermano

Sin él no sigue y de ahí que el torero José Ortega Cano haya decidido suspender su Camino a Santiago tras la insuficiencia cardíaca que ha padecido su hermano y por la que fue ingresado en un hospital

Actualizado 12/10/2006 - 09:16:22
Sin él no sigue y de ahí que el torero José Ortega Cano haya decidido suspender su Camino a Santiago tras la insuficiencia cardíaca que ha padecido su hermano y por la que fue ingresado en un hospital de León. Ortega salió de Burgos hacia Santiago hace ya doce días y siempre ha estado acompañado por su hermano quien conducía la caravana de apoyo donde el pasado fin de semana también durmieron los hijos del matador en la visita que hicieron a su padre por esas tierras aprovechando que no tenían colegio. Hoy Ortega ya está en Madrid con su familia y dispuesto a esperar el tiempo que haga falta para retomar la ruta en el sitio exacto donde la ha interrumpido.
Pero la dolencia cardíaca de su hermano no es la única de sus preocupaciones. Estos días permanece ingresado en el hospital Ramón y Cajal el que fuera secretario de Rocío Jurado, Juan de la Rosa, un hombre adorable que la familia de la chipionera considera como uno de los suyos. Por una neumonía Juan estuvo el pasado domingo muy grave pero, desde la tarde del martes, remontó la crisis gracias a los antibióticos y de ahí que cada día se encuentre mejor y con más ganas de seguir en la lucha que mantiene con su enfermedad. Por supuesto la familia de Rocío está pendiente de su evolución, desde Amador Mohedano a su hermana Gloria y su mujer Rosa Benito. A Ortega el ingreso en el hospital de Juan de la Rosa le pilló en el Camino y desde allí hizo unas sorprendentes declaraciones que, estoy segura, no le hubiera gustado que hicieran de Rocío cuando luchaba en vida contra el cáncer. A un enfermo siempre hay que animarle, puesto que en su ánimo es donde tiene la mejor medicina para salir adelante. Por eso sorprendió que Ortega hablara de esa manera comentando que «si está muy mal, con mucha fiebre, inconsciente, pues a lo mejor es mejor que descanse». Será que el dolor y la soledad del Camino hacen que uno diga lo que nunca ha querido escuchar antes. O será que después de lo vivido se resigna a todo lo que venga.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.