Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 12/08/2005 > 

La ruta del Axarco, la moneda que resiste al euro

Actualizado 12/08/2005 - 12:53:55
Antonio Souvirón, alcalde de Vélez-Málaga, con billetes de axarcos
Antonio Souvirón, alcalde de Vélez-Málaga, con billetes de axarcos
La Axarquía es, por su enclave, una comarca privilegiada de la provincia malagueña. Situada en la parte oriental, conjuga un importante patrimonio histórico y cultural con una amplia oferta de sol y playa, a la que se une su gastronomía popular. Cuatro rutas relacionadas con la pasa, el aguacate, el aceite y el vino que se reparten por sus 31 pueblos. Sin embargo, resulta más curioso el axarco, la moneda que circula por algunos establecimientos de la zona. Su circulación no tiene fines lucrativos, sino más bien de promoción de la comarca, según señaló Antonio Souvirón, alcalde del Ayuntamiento de Vélez-Málaga.

Idea de un profesor

El axarco, creado por un profesor de Instituto, Antonio Gámez Burgos, apodado el Said de la Alquería del Gamal, no compite con el euro, ni con los billetes emitidos por el Banco de España, tan sólo pretende entrar en la historia por la puerta de la cultura. En el anverso del billete figura la imagen de Ebi Beithar, que fue un famoso botánico y alquimista del siglo XIII y visir de Bagdad, mientras en el reverso aparece la imagen de Felipe II, en cuyo reinado se produjo la rebelión de los moriscos de la comarca de la Axarquía y el Peñón de Frigiliana, municipio próximo a Vélez-Málaga y Nerja, símbolo de estos acontecimientos. El equivalente de un axarco es un euro.

Antonio Gámez, creador de la moneda, se considera descendiente directo de las treinta familias de Axarcos que, protegidas por el duque de Osuna, quedaron en Comares después de librarse de la matanza que se produjo tras la rebelión de los habitantes de la zona.

La aniquilación, de la que fue testigo el Peñón de Frigiliana, una de las últimas localidades axárquicas, que linda con Nerja, está recogida en una de las caras del axarco. Gámez fue concejal, teniente alcalde del Ayuntamiento de Vélez-Málaga y vicepresidente de la Diputación Provincial.

Reivindicar la cultura

El objetivo de crear esta moneda fue reivindicar las costumbres, la cultura autóctona y la historia de Vélez-Málaga. Gámez se puso Said porque era un personaje que no tenía ningún papel político, ni religioso. Era el nombre que se le daba al propietario de una finca alquería, donde vivía con su familia y allegados.

La moneda ha resistido a la peseta y ahora compite con el euro, ya que se puso en circulación en 1988 hace ya quince años. El autor del axarco creó fracciones de esta moneda, los axarquillos, en billetes de distinto color: rojo para el axarco y marrón para el axarquillo, el equivalente a 20 céntimos. También existen otros colores para los billetes de 3 y 6 euros.

En la Axarquía se puede comprar y vender con axarco vino, aguacate, pasa y aceite, cuatro de los productos más solicitados por los turistas. En algunos establecimientos de la comarca se pueden leer carteles con la leyenda: se aceptan axarcos. El alcalde veleño destacó que el Ayuntamiento los regala a sus invitados, ya que cada vez más se está convirtiendo en una moneda de culto y de coleccionista.

Una visita obligada en Vélez-Málaga, además de recorrer las cuatro rutas gastronómicas de la Axarquía, es la ermita de la Virgen de los Remedios, donde Evaristo Guerra está pintando el interior del templo. El trabajo que está realizando el artista malagueño desde hace seis años en la ermita es de altura y no se descarta que la Reina Doña Sofía lo inaugure.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.