Opinión

Opinión

Hemeroteca > 12/07/2009 > 

Tres Mujeres de mucho cuidado

Félix Madero se rodeó la otra noche únicamente de tertulianas. Bendito sea. «De costa a costa» es el espacio más acogedor de la

Actualizado 12/07/2009 - 03:35:18
Félix Madero se rodeó la otra noche únicamente de tertulianas. Bendito sea. «De costa a costa» es el espacio más acogedor de la radio española. Es uno de esos rincones donde merece la pena vivir. Escéptico, irónico, incisivo y sentimental. Como Félix. Tres damas del periodismo para una velada apasionante. Gloria Grahame decía: «Vale más ser guapa que ser inteligente. Todos los hombres que conozco tienen ojos pero ninguno tiene cerebro». En la radio eso no vale. La audiencia no tiene ojos.
Aburridas de los trajes a la valenciana, las contertulias escrutaron («tomarle el pulso» dicen los bobales) a la pareja Rajoy-Aznar, cada vez más desprovista de morbo.
Habían cerrado el curso de Verano en Faes, y el ex presidente del Gobierno había deslizado una mínima maldad sobre que el éxito de las europeas no garantiza el éxito de las generales. Nada del otro jueves. Edurne Uriarte (ABC) centró el juego: «Se llevan mucho mejor que el año pasado, cuando el terrible feo que le dedicó Aznar a Rajoy al no tenderle la mano en el congreso de Valencia. Ayer, hasta se sonrieron».
Esther Esteban («El mundo»), prototipo de informadora «enterada». Muy enterada. «Aznar se ha arrepentido muchas veces de no haber designado a Rato como sucesor». Pero bueno, si eso es un titular. ¿Dónde están los datos?, ¿Dónde las pruebas? «Lo ha reconocido en privado. Aunque hace mucho tiempo de eso», apostilló. Benditas tertulias. Y tertulianas. Todo vale. Gran aliado el viento, que se lleva las palabras y nunca desmiente. Anabel Díaz («El país»), eleva un poquito el juego y habla del «síndrome del ex presidente» que, algo de razón lleva, rezuma eso tan humano de creerse que ellos lo hicieron mejor. Fíjense en Felipe González. Desprecia a Zapatero con tal intensidad que apenas logra disimularlo. Ente otras cosas, porque no lo intenta. «A Aznar le molesta que Rajoy no le siguiera en su postura sobre el 11-M. Y eso no se lo perdona», insiste Anabel. Disparen contra Aznar, parecía la norma entre las damas del micrófono: «Ya no es nadie. Tan sólo, presidente de Faes y punto. A Rajoy, sin embargo, los éxitos electorales le han hecho más alto y más rubio», dijo Ester, la gran enterada.¿Rubio el gallego? Ella sabrá. Edurne, quizás más ecuánime, recuerda el nivel político e intelectual de ambos, de Aznar y Rajoy. No todo han de ser coscorrones y codazos.
Y alguien plantea un interrogante cuasi sicalíptico: «Pero Aznar es inteligente. ¿Y Zapatero es inteligente? El que tengan intuición, carisma, presencia, dedicación, astucia, ¿los hace inteligentes? ¿De verdad Aznar lo es? ¿O, simplemente, es un animal político... que no es lo mismo? Ahí quedó la pregunta en la noche de las damas. Qué terriblemente fatigoso es despreciar.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.