Canarias

null

Hemeroteca > 12/07/2008 > 

Arriba a La Gomera otro cayuco con cuatro muertos a bordo

JOSÉ A. TOVALSANTA CRUZ. Continúa el goteo incesante de cayucos a las islas Canarias. Ayer arribó a Puerto Santiago, en el municipio gomero de Alajeró, una barcaza con 59 ocupantes de los cuales

Actualizado 12/07/2008 - 09:51:33
Continúa el goteo incesante de cayucos a las islas Canarias. Ayer arribó a Puerto Santiago, en el municipio gomero de Alajeró, una barcaza con 59 ocupantes de los cuales, cuatro varones aparecían muertos y otros once se encontraban «en muy mal estado», aseguraron fuentes de la Delegación del Gobierno en las Islas.
Por este motivo, tres de ellas fueron trasladadas, a primera hora de la tarde, en helicóptero y otras dos en ambulancia a San Sebastián, capital de la isla, donde fueron ingresados en centros hospitalarios. Otros seis, que presentaban mareos y contusiones de diversa índole también fueron desplazados a hospitales de la zona en ambulancias.
El cayuco llegó alrededor de las 13:10 de la tarde, aunque anteriormente la embarcación ya había sido avistada por una zodiac particular que se dirigía a Puerto Santiago, alrededor de las 12:30, a un kilómetro de la costa. Los inmigrantes recibieron, tras su llegada, los primeros auxilios por personal de Salvamento Marítimo y de la Cruz Roja desplazados al lugar.
A la deriva
Los inmigrantes manifestaron a su llegada que procedían de Guinea Bissau, país localizado en la costa atlántica africana, y que se encuentra a más de 8.000 kilómetros del Archipiélago. Al parecer, durante la travesía, que duró una semana, la precaria embarcación quedó a la deriva y sus reservas de agua y comida se agotaron, por lo que cuatro de ellos murieron y otros once se encuentran en estado muy grave, además, mantuvieron que durante la travesía se vieron obligados a tirar varios cadáveres más al mar.
Rivero lamenta la tragedia
El presidente del Gobierno regional, Paulino Rivero, que se encontraba de visita oficial en la isla de La Gomera, se personó en el municipio para conocer de primera mano la situación. Rivero aseguró «lamentar profundamente» el drama de la inmigración y apeló a la necesidad de despertar «urgentemente» conciencias. El presidente, que supervisó de primera mano las labores de traslado de los inmigrantes a los centros de salud, indicó que en estos momentos, «hay que redoblar esfuerzos y observar lo que hemos venido advirtiendo desde Canarias durante los últimos años». Rivero subrayó también que la inmigración no ocupa primeras páginas en los medios de comunicación españoles y europeos hasta que ocurre una tragedia lamentable como la que ocurrió ayer, donde «han perdido la vida varias personas», manifestó.
El presidente continuó exponiendo la urgente necesidad de despertar las conciencias de quienes en estos momentos, tanto los países europeos como el Gobierno español, pueden y deben hacer algo más por evitar el «drama de la inmigración». Rivero propuso que el camino hacia la mejora ha de llevarse intentando lograr compromisos con los países de origen para evitar la salida de las personas que arriesgan su vida en el mar. «Tenemos que hacer un llamamiento a quienes tienen en este momento la responsabilidad: España, los países europeos, la comunidad internacional, para impulsar determinadas medidas que ayuden a evitar que el atlántico y el mediterráneo sigan convirtiéndose en un cementerio», dijo.
272 inmigrantes en julio
Con la llegada de esta nueva embarcación, ya son 272 los inmigrantes que han llegado a las costas de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. El día 5 de julio arribaron a la playa del Médano, en el sur de Tenerife, 148 inmigrantes, de ellos 6 menores. El día 7 una patrulla de Salvamento Marítimo interceptó otra barcaza con otros 65 «sin papeles» a bordo. Esta situación, ha llevado nuevamente al Ejecutivo canario a pedir «ayudas inmediatas» para paliar la incesante llegada de cayucos a las Islas. A todo esto, se suma la situación de los menores inmigrantes. La consejera del ramo, Inés Rojas, que esta semana inauguraba un nuevo centro de acogida en La Laguna, insistió en que tanto el Estado como las comunidades autónomas, «han de ser solidarias con el drama humano que estamos viviendo», por lo que solicitó que los menores fueran enviados a centros peninsulares. Hasta el momento, sólo el ministro del Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha mostrado su «buena voluntad» con el problema, sin concretar todavía ninguna medida que alivie la situación. Es cierto, que remitió a instancias europeas las peticiones canarias, si que de momento la Comisión se haya pronunciado.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.