Nacional

null

Hemeroteca > 12/05/2006 > 

Vendrell confesó que otros militantes de Terra Lliure se integraron en ERC

En su declaración judicial reconoció que no había ido antes al juzgado porque confiaba en que las conversaciones entre ERC y el Gobierno «solucionarían los problemas»

Actualizado 12/05/2006 - 07:47:01

N. VILLANUEVA

MADRID. El secretario de Organización de Esquerra Republicana de Cataluña y hasta ayer consejero de Gobernación del Ejecutivo de Maragall, Xavier Vendrell, aseguró ante el juez de la Audiencia Nacional Carlos Bueren que tras la disolución de Terra Lliure, en junio de 1991, los terroristas de esta banda se fueron incorporando a ERC. Además, reconoció que en la comarca del Bajo Llobregat no quedaba ni un solo ex militante de Terra Lliure, porque él mismo se había encargado de «captarlos» para la formación republicana encabezada hoy por Josep Lluis Carod Rovira.

Esta confesión forma parte de la declaración que el dirigente republicano prestó voluntariamente ante Bueren el 18 de diciembre de 1992 y cuyo contenido avanzó ayer ABC. Vendrell estuvo imputado, junto con otras ocho personas, en las diligencias previas abiertas contra Terra Lliure por el entonces titular del Juzgado Central de Instrucción número 1.

Su papel en la disolución

Aunque Carlos Bueren decidió sobreseer estas diligencias cuatro años después de la declaración de Vendrell (no porque no hubiera delitos, sino «porque las declaraciones de los imputados, el abandono voluntario de las actividades delictivas y su confesión voluntaria» se encuadraban en los artículos 57, 112 y 113 del anterior Código Penal y al 637 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), al finalizar la declaración del dirigente republicano, el juez dictó prisión eludible con fianza de 500.000 pesetas. Según ha podido saber ABC, Vendrell pagó aquella fianza en calidad de «apoderado político de ERC» y no llegó a pisar la cárcel.

En su confesión ante el juez Bueren - en la que reconoció que fue militante de Terra Lliure de 1989 a 1991, que cometió dos atentados con bomba y que él mismo eligió los objetivos-, el ex consejero de Maragall explicó que dejó la organización terrorista por la «caída del apoyo social» y porque veía la «falta de sentido» de las acciones «violentas». Pero antes de ello colaboró en la disolución de la banda en compañía de «otras personas» y se ocupó personalmente de integrar en ERC al mayor número posible de «gente» de Terra Lliure y de Cataluña Lliure. El momento histórico al que se refería el dirigente republicano es al abandono de las actividades terroristas de una facción de Terra Lliure, la de la IV Asamblea en 1991, un año antes de su declaración, pues la disolución formal de lo que quedaba de la organización se llevó a cabo en 1995.

Las cuotas, en manos de la Fiscalía

Vendrell, protagonista hace unas semanas del polémico episodio de las cartas en las que reclamaba cuotas para ERC -este asunto motivó la apertura de diligencias informativas por parte del presidente del TSJ de Cataluña, José María Mena-, explicó a Bueren que otro de los motivos por los que dejó el terrorismo fue para trabajar por la independencia de Cataluña por la vía pacífica. Además, confesó que si no había comparecido hasta ese momento ante el juez (lo habría tenido que hacer igualmente al estar imputado) fue porque «estaba al corriente de las conversaciones» que se estaban produciendo entre la dirección de su partido (ERC) y la delegación del Gobierno, contactos con los que entendía que «se resolverían los problemas».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.