Toledo

null

Hemeroteca > 12/05/2002 > 

La Puerta del Vado, gemela a la de Bisagra, está intacta tras permanecer 400 años enterrada bajo el subsuelo

El hallazgo de la Puerta del Vado, gemela de la puerta de Alfonso VI, hallada intacta bajo el subsuelo gracias a unas excavacionesdirigidas por el arqueólogo Arturo Ruiz Taboada, es el descubrimiento más importante del siglo XXI en España, según el alcalde de la ciudad, José Manuel Molina.

Actualizado 12/05/2002 - 23:49:19
TOLEDO. El hallazgo de la Puerta del Vado es fruto de un proyecto de intervención arqueológica y un trabajo de excavación muy laborioso al tratarse de un yacimiento muy complejo. Ha sido dirigido y desarrollado por el arqueólogo Arturo Ruiz Taboada, con la ayuda de un técnico arqueólogo y los alumnos aportados por la Escuela Taller del Ayuntamiento de Toledo, parte contratante de las obras, quienes «han demostrado una gran capacidad de trabajo teniendo en cuenta las duras condiciones de la obra», subraya Ruiz Taboada, que explica que el proyecto de arqueología y su desarrollo se ha llevado al margen, aunque en colaboración en todo momento, con el proyecto arquitectónico de rehabilitación del tramo de la muralla donde se ubica la puerta, Luis Moreno y Pablo Alguacil, «quienes están desarrollando un trabajo admirable y que de manera desinteresada han colaborado en el levantamiento planimétrico e infográfico de la puerta»,
Tanto el proyecto de arqueología como el arquitectónico forman parte de la rehabilitación del tramo Sector VI de la muralla de Toledo, promovido por el Ayuntamiento, la Fundación Caja Madrid y la Junta de Comunidades.
Planimetría idéntica
La Puerta del Vado, enterrada totalmente bajo la Puerta Nueva del barrio de Antequeruela, y que ha permanecido así durante más de tres siglos, ha resultado ser una puerta gemela de la hoy conocida como Puerta Vieja de Bisagra o de Alfonso VI. La planimetría es prácticamente idéntica, lo que hace pensar que es dela misma época y el mismo alarife. Hubo que realizar un gran esfuerzo para descubrir totalmente la puerta, ya que se encontraba «acolmatada» de escombros desde el siglo XVI, según explicó el arquitecto Luis Moreno Domínguez, quien destacó que su importancia radica en que no ha sido modificada en 400 años.
Aunque la intención del Ayuntamiento es la de posibilitar elacceso y recorrido a la puerta para poder contemplar el descubrimiento, primero habrá que constatar las teoríasarqueológicas, que la ubican en época musulmana, con estudios decarbono 14. A partir de ahí se elaborará toda una serie de estudios para «magnificar» el hallazgo y luego el Consistorio deberá tomar la decisión de intervenir en la puesta en valor del monumento o de todo el área.
Por su parte, el director de la Escuela-Taller de Restauración, Juan Carlos Fernández-Layos, que enseñó el pasado viernes el descubrimiento junto al alcalde, José Manuel Molina; el delegado del Gobierno, Juan Ignacio Zoido; eldirector de la Obra Social de Caja Madrid, Carlos María Martínez; y el delegado de Cultura, Angel Felpeto, defendió la necesidad de recuperar la Puerta del Vado y poderla poner en valor.
Según dijo, los sentimientos que tuvieron tanto él como losalumnos con el descubrimiento fueron de un gozo y alegría «muygrande», permitiendo que los chicos, que muchas veces muestran un desconocimiento de estos asuntos, aprendieran a valorar su trabajo y ver que éste es fundamental.
Los textos más antiguos que aluden a la Puerta del Vado datan de principios del siglo XII y la última vez que se la identifica con dicho nombre es en 1442. En el siglo XVI y hasta nuestros días pasa a denominarse Puerta Nueva por haber sido rehecha en su totalidad en el siglo XVII. Gracias a la excavación arqueológica se han identificado al menos tres fases de uso. La primera es a de su construcción y se fecha entre finales del siglo XI y principios del XII, época que correspondería con el inmediato período de tiempo que sucede a la toma pactada por Toledo por el rey Alfonso V. Esta puerta está a su vez rompiendo el lienzo de muralla islámica más antiguo por lo que no se descarta que en la zona existan los restos de un pequeño postigo o acceso asociado a este primitivo recinto, hipótesis que se barajó en su momento. La segunda fase corresponde a una remodelación general de la puerta y de los alrededores. Esta fecha se fecha entre finales del siglo XV e inicios del XVI.
Concepción defensiva
La tercera fase fue la del abandono. A finales del siglo XVII la puerta pierde su funcionalidad, momento en el que se abre un hueco exterior de la muralla que, aunque recrecido, hoy se se mantiene. Esta puerta, asociada al vado natural del río Tajo, cambio por completo la concepción defensiva de la ciudad de Toledo va a posibilitar el acceso y recorrido a dicha puerta para poder contemplar «in situ» lo descubierto, que ha sido enriquecido con paneles informativos y un tratamiento de nuevo solado para no deteriorar los originales.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.