Últimas Noticias

null

Hemeroteca > 12/01/2006 > 

El Ministerio de Educación británico no impidió que pederastas trabajaran en escuelas

Actualizado 12/01/2006 - 12:09:52
La ministra británica de Educación, Ruth Kelly, ocupa hoy, jueves, el centro de una gran polémica en el Reino Unido, tras revelarse que su departamento permitió que adultos incluidos en un registro de pederastas pudieran trabajar en escuelas.
La oposición conservadora ha pedido a Kelly que dimita a raíz del caso de un maestro que consiguió trabajo en un colegio de Norfolk, al sureste de Inglaterra, a pesar de su inclusión en la lista de pederastas establecida por el Gobierno en 1997.
El mes pasado, Paul Reeve empezó a trabajar en Hewett School de Norwich (condado de Norfolk), pero tuvo que dimitir cuando intervino la policía local, que hizo saber a la dirección del colegio que el empleado estaba en el registro por acceder a páginas informáticas con imágenes deshonestas de menores.

El caso ha desatado una fuerte controversia en un país muy sensibilizado tras la muerte de Holly Wells y Jessica Chapman, las niñas de diez años asesinadas por Iam Huntley, conserje de su colegio de Soham (sureste inglés), después de salir a comprar golosinas en el verano de 2002.
A Huntley se le concedió el trabajo en Soham pese a que se habían presentado denuncias contra él por supuestos abusos sexuales. Con ese caso aún fresco en la memoria de los británicos, Kelly ha prometido averiguar cuántos adultos están en el registro de pederastas, pero no en la llamada "Lista 99", con las personas a las que se les prohíbe trabajar en colegios.
Ese era el caso de Reeve, que estaba en el primer registro perono en la "Lista 99" y se estima que diez adultos pueden estar en esas misma condiciones, lo que empieza a alarmar a los padres. El maestro tenía una carta del departamento de Educación en la que se especificaba que no debía ser incorporado a la "Lista 99" después de sopesar el asesoramiento de un experto médico que no creía que Reeve supusiera un riesgo para los niños a su cargo.
La ministra de Educación dijo que asume toda la responsabilidad por el error, mientras que el primer ministro británico, Tony Blair, le ha dado todo su respaldo. Un portavoz de la residencia oficial de Downing Street ha indicado que Kelly no perderá su trabajo.

Sin embargo, el portavoz de Educación del Partido Conservador, David Willetts, afirmó hoy que, a medida que pasan los días, "la confianza de los padres en la capacidad de Ruth Kelly para mantener la integridad del personal que trabaja en las escuelas disminuye". "Yo espero que ella -dijo- no recurra a una investigación (del caso) como argumento para evitar responder a preguntas básicas que un departamento bien gestionado debería poder hacer".El responsable de investigar el "caso Soham", Michael Bichard, ha criticado el actual sistema y ha advertido del peligro.

En su investigación, llevada a cabo en 2004, Bichard se mostró a favor de elaborar una lista única y puso de manifiesto que el actual sistema no deja tranquilos a los padres. "Mi investigación recomendó muy claramente que deberíamos tratar de deshacernos de estas listas separadas", declaró hoy Bichard. "Tenemos que tratar de actuar rápidamente hacia una situación en la que, si una persona está en un registro de pederastas, no debería trabajar con niños", puntualizó. Para la Confederación Nacional de Asociaciones de Padres, la situación es "aterradora".

"Ruth Kelly debería pedir disculpas por permitir que gente incluida en el registro de pederastas puedan trabajar en nuestras escuelas", dijo Margaret Morrisey, miembro de la confederación. La portavoz de la entidad de beneficencia de menores "Kidscape", Michelle Elliott, expresó hoy su sorpresa porque una persona a la que la Policía le hizo una advertencia por pornografía infantil no tenga automáticamente prohibido trabajar con niños.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.