Espectáculos

null

Hemeroteca > 11/11/2001 > 

Diana Krall: un fenómeno de masas

Actualizado 11/11/2001 - 10:27:54
Ciclo Emociona!!!JAZZ. Concierto de Diana Krall Quartet. Lugar: Teatro de la Casa de Campo. Fecha: 9 de noviembre de 2001.
Concluyó en su afán por mostrar la música de jazz que se hace ahora mismo, el ciclo que la enseña «Emociona» de la Primera Tenencia de Alcaldía del Ayuntamiento de Madrid ha dedicado, desde el 9 de octubre, a este gran y pujante género de origen negroamericano. La presencia de la cantante-pianista canadiense Diana Krall es siempre una garantía cuando lo que se desea es dar a entender que no se necesitan demasiados señuelos para convencer a la afición de que se tienen sobrados valores para colocarse sobre la escena.
Sencillamente, lo que hace esta intérprete es explicarse de modo quedo y directo en una prosa fluida y tan cierta como los originales a los que (re)trata. El pretexto para su visita a Madrid (anoche estuvo en el Palau de la Música barcelonés) lo ponía la presentación de ese nuevo trabajo, original e inteligente, que Diana ha publicado en forma de disco con una extraordinaria fortuna de ventas. Está producido por Tom-my LiPumma con el título «The look of love».
ATRONADORES APLAUSOS
La técnica se ha convertido en el principal capital de esta intérprete, ya que el discurso apenas es otra cosa que declamación. Declamación perfecta que tiene en su equipaje algunos de los mejores modelos del jazz acancionado, y, en los vértices, la música de los tríos de Nat Cole y las elaboraciones ambientales de Burt Bacharach. Lo mejor es que Diana no utiliza estas referencias como patrones estáticos, sino como materiales primeros para acometer sus estimulantes manualidades. E idéntico juicio merecen las virtudes técnicas del cuarteto del que ahora se acompaña, al que caracteriza una penetrante intención estética y una absoluta convicción en el valor de lo que se transmite. Escuchar los atronadores aplausos que una abultada clientela dedicó a las reinterpretaciones de clásicos como «S´wonder-ful» y «Cry me a river», proporciona una alegría infinita. Hace reparar en el enorme acierto de Mercedes de la Merced, aproximando a la ciudadanía una música que parecía monopolizada por minorías.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.