Castilla y León

null

Hemeroteca > 11/09/2003 > 

La escuela rural y la integración de las minorías, prioridades de Educación

El consejero reconoció la «desmotivación» de parte del profesorador y la necesidad de promover profesional y socialmente la labor de los docentes

Actualizado 11/09/2003 - 05:00:04
VALLADOLID. La comparecencia del consejero de Educación, Francisco Javier Álvarez Guisasola, en las Cortes regionales para explicar las líneas maestras de su departamento para los próximos cuatro años contó con un tono didáctico, lo que permitió una explicación clara y concreta de la política educativa en Castilla y León para los próximos cuatro años, que contará con una especial dedicación para con la educación en el ámbito rural y la integración de los alumnos de minorías.
Álvarez Guisasola enmarcó la actuación que llevará su Consejería bajo la premisa de la calidad y modernidad de la enseñanza tanto para el alumnado como el profesorado, y todo ello en un ambiente de consenso y diálogo para con todo el sector. Los cuatro ejes del programa encabezado por el consejero de Educación son el derecho de elección del tipo de educación, la integración social del alumnado, el reconocimiento profesional y social del profesorado y la integración en la realidad europea. En este último, la potenciación de la enseñanza de idiomas extranjeros y las nuevas tecnologías serán básicas.
Como referente primordial en la política educativa situó la escuela en el medio rural. El consejero anunció una nueva planificación del conjunto de centros de Infantil y Primaria, así como la potenciación de los centros de Educación Secundaria Obligatoria (CEOs) y los institutos de Educación Secundaria Obligatoria (IESOs). De hecho, Álvarez Guisasola reconoció que «en Castilla y León el problema no es un exceso de alumnos sino lo contrario». Por ello, presentó la iniciativa de establecer Zonas Educativas Prioritarias (ZEP) para el ámbito rural.
En cuanto a la integración del alumnado con necesidades educativas especiales (inmigrantes, minusválidos, minorías étnicas, superdotados), antes de fin de año se establecerá un Plan Marco. En este sentido, el consejero, que reconoció a la oposición que había una descompensación en la asunción de este alumnado que está recayendo en exceso sobre la escuela pública. Guisasola se comprometió a evitar «guetos» educativos y recordó la obligación para todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos de reservar dos plazas por unidad escolar para este tipo de alumnos. Otras iniciativas en este aspecto es mantener las comisiones de escolarización activas durante todo el curso, ya que algunos de estos estudiantes se incorporan a clases mediado el curso.
Francisco Javier Álvarez Guisasola compartió con el portavoz socialista en Educación, Ignacio Robles, el diagnóstico de que el profesorado en Castilla y León está desmotivado, «sobretodo en Secundaria». Ante esta situación, el consejero se comprometió a «poner todos los medios» para su valoración profesional y social, por lo que mantendrá iniciativas como la reducción de jornada para mayores de 55 años y la prejubilación a partir de los 60 años, además de mejoras en sus condiciones laborales.
Finalmente, confirmó la apertura de los centros educativos en días no lectivos, así como una mayor flexibilidad del horario escolar al objeto de conciliar la educación de los hijos con la vida familiar y laboral de los padres.
Becas universitarias
Por su parte, el PSOE demandó la vuelta de la educación de 0 a 3 años a la a Educación, ahora dependiente a la Consejería de Familia, a la vez que exigió una mejor tramitación de las becas universitarias, que según la oposición son aprobadas a finales del curso.
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.