Cultura

Cultura

Hemeroteca > 11/09/2002 > 

Suecia censura las obras de arte «inconvenientes» para menores

Actualizado 12/09/2002 - 23:46:46
ESTOCOLMO. Por primera vez en la historia de este reino, el Departamento de Censuras del Estado ha prohibido una exposición de arte a menores de 15 años. Esto significa que en esta sociedad, que se precia de ser de las más avanzadas y abiertas del mundo, cualquier obra antes de ser expuesta al público tendrá que someterse al ojo de la censura.
El mundillo de la cultura, que ha calificado lo ocurrido de «inaceptable», se ha enfrentado a la Admistración y exige un cambio de leyes que conceda absoluta libertad de expresión para todos los artistas y sus creaciones.
La manzana que ha levantado tanta discordia es la exposición «Flex», una revolución óptica y visual ideada por el británico artista de vídeos Chris Cunningham, que abarca la historia de ese género. Ese conjunto de películas cortas «que permite observar el valor artístico de un determinado tipo de expresiones físicas dando paso a un diálogo sensible entre la vida, la muerte y la importancia de la música como aliciente de los sentidos», no gustó a los responsables de velar por la moral de los ciudadanos, que al visitar la muestra pusieron el grito en el cielo.
Vídeos con temas sexuales
Los dignos señores opinaron que algunos de los vídeos, basados en temas musicales de caracter violento y sexual, van más allá de las conveniencias. Razonan que, aunque ofrezcan diferentes facetas de la experiencia vital, aportan poco al mundo del arte y son inapropiados para los visitantes infantiles y adolescentes.
El director de la sala, Gregor Wroblewsky, fue el primero en intuir que algunas de las obras hiperrealistas, más que «pura representación de lo natural» eran pornografía pura que iba más allá de lo permitido. Entre otras cosas pensó que el video «All is full of Love», de la islandesa Björk, que la censura calificó luego como «absolutamente inadecuado para menores de 15 años por su contenido pornográfico y obsceno» podría ocupar un espacio «discreto» que no llamara la atención.
Por su parte la crítica, tras despacharse contra los responsables de la censura, se deshizo en superlativos a Cunningham. Expresó que a veces es imposible distinguir el arte del erotismo, y recomienda llegarse al Konsthall para ver este conjunto original y modernista de vídeos, «pura expresión de arte del futuro», que ha convulsionado a toda Suecia.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.