Canarias

null

Hemeroteca > 11/05/2005 > 

Las aulas tendrán en sólo unas décadas igual número de extranjeros que isleños

Los colegios públicos soportan 19.689 inmigrantes de los 22.000 inscritos en todos los centros del Archipiélago, los expertos lo atribuyen a «cuestiones culturales»

Actualizado 11/05/2005 - 02:07:29

LAS PALMAS. La población infantil extranjera constituye, en muchos casos, la cara más amable de la inmigración. Son un activo fundamental para sociedades como la canaria, y por extensión la española, con una pirámide poblacional invertida. Esto es, al menos, lo que aseguran los expertos consultados por ABC, quienes, además, apuestan, a la luz de los datos, porque en unos años, quizá unas décadas, se dé el caso de que las aulas de las escuelas del Archipiélago están compartidas por un número similar de menores autóctonos y extranjeros.

En estos momentos son unos 22.000 los inmigrantes escolarizados en las Islas, de los más de 300.000 que pueblan los centros educativos de Canarias, según datos de la Consejería de Educación del Gobierno regional y del Instituto Canario de Evaluación y Calidad Educativa (ICEC). El alumnado no universitario de la Comunidad representa, dentro del conjunto del Estado, un 4,1 por ciento; mientras que, en lo que respecta a estudiantes extranjeros, representa un 6,2 por ciento. Sólo cuatro puntos menos que en Madrid (10,2), un dato de especial relevancia si se tiene en cuenta la diferencia poblacional entre ambas Comunidades. Según los expertos, Canarias es una de las zonas donde aumenta más rápidamente la población extranjera. Algo que demuestran las cifras, desde 1997 (6.456 alumnos) hasta 2004 (22.000) se han registrado 16.000 escolarizados no autóctonos más en los centros del Archipiélago.

Más inmigrantes en Las Palmas

La provincia de Las Palmas soporta unos 12.690 extranjeros escolarizados, tres mil más que en las islas occidentales. José Sarabia, director de un estudio que está elaborando el ICEC sobre la materia, explicó en declaraciones a este periódico que «la distribución no es uniforme, depende de las islas y de las zonas». En la mayoría de los casos, comentó, suelen ser áreas turísticas, «porque los padres trabajan en el sector de la hostelería». Por este motivo, las islas de Fuerteventura y Lanzarote «serían las más homogéneas, y el fenómeno se daría de forma similar en toda su extensión».En Gran Canaria y Tenerife se concentran, en parte, en los municipios turísticos y los aledaños a los mismos. En el caso de El Hierro, La Gomera y La Palma la población inmigrante escolarizada es mucho menor, entre las tres no llegarían a superar más del 5 por ciento del alumnado no autóctono del Archipiélago.

Según el informe en el que trabaja el ICEC, Lanzarote y Fuerteventura son las islas con un mayor impacto en este capítulo en términos relativos. En Lanzarote ya se duplica la proporción porcentual de alumnado extranjero respecto al «alumnado general»; y Fuerteventura es la segunda con mayor presencia de extranjeros en sus aulas. Es en estas islas donde más se «coeducan» los estudiantes extranjeros con los que no lo son, según el estudio.

Integración cultural

Uno de los objetivos del estudio del ICEC es tratar no sólo las cuestiones cuantitativas de este fenómeno, sino «reflejar la problématica en términos cualitativos» para estudiar la integración cultural de los distintos colectivos, «el desfase curricular que se pueda producir, y cómo dar respuesta desde el sistema educativo» a las nuevas situaciones que se le van planteando. Una de sus aplicaciones podría ir destinada a fomentar la continuidad de los estudios de los inmigrantes, porque muchos de ellos «los abandonan a los 16 años, bien porque por su situación irregular no pueden matricularse en la Universidad o en centros de FP, bien porque se les obliga a comenzar un oficio».

Otra de las vertientes del informe se centra en los centros donde se concentra esta población. De los 22.000 inmigrantes escolarizados, 19.689 están en centros públicos, mientras que sólo 2.433 se encuentran inscritos en los privados. Según explicó Luc Andre, secretario de Migraciones de Comisiones Obreras, esto se debe, además de «por las lógicas razones económicas, porque no son núcleos familiares con un alto poder adquisitvo», a que muchos de los colectivos de inmigrantes, «por razones culturales», siempre «acuden al sistema público». Para Luc Andre una cuestión esencial es trabajar «por la integración de estos niños, que en un futuro también ocuparán puestos de trabajo en las Islas».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.