Nacional

null

Hemeroteca > 11/02/2001 > 

Los partidos democráticos recuperan Ceuta tras desbancar al GIL

Actualizado 11/02/2001 - 00:31:58
Juan Vivas jura su cargo como alcalde de Ceuta, en presencia de Posada. Efe
Juan Vivas jura su cargo como alcalde de Ceuta, en presencia de Posada. Efe
Con la asistencia de más de cuatrocientas personas y el respaldo del ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada, y del secretario general del PP, Javier Arenas,Juan Vivas tomó ayer posesión como nuevo presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta. Su nombramiento supone la desaparición del GIL del panorama político de Ceuta. algo que ya le sucedió en Melilla.
El acto tuvo lugar en el Salón del Trono del Ayuntamiento ceutí, copado por periodistas y representantes de las distintos colectivos de la ciudad, junto a jueces, políticos y las máximas autoridades de la ciudad: el delegado del Gobierno, el comandante general y el vicario.
Vivas recogió el bastón de mando del Ayuntamiento de manos del ministro Posada y no, como es tradición, de manos del presidente en funciones, Manuel de la Rubia, que sustituía a Antonio Sampietro, actualmente de viaje en Bruselas. Un hecho que fue entendido como el primer acto de descortesía del hasta ahora presidente hacia la oposición.
Una vez desbancado el GIL del poder con el apoyo dePP, PDSC, PSOE y Grupo Mixto, que el día 6 hicieron prosperar la moción de censura contra Sampietro, Vivas, tercer presidente en esta legislatura y hombre talante negociador, aseguró en su discurso que centrará su trabajo en mejorar la claridad y transparencia en la gestión del Gobierno Autónomo, propiciando la gobernabilidad y estabilidad en la ciudad.
NUEVA ETAPA
Vivas destacó que aunque el Gobierno formado es bastante complejo (ya que nace de la firma de diputados procedentes de distintos partidos e ideologías), «la demostrada generosidad política y personal de estos grupos es significativo». Además, aseguró que se mejorarán las relaciones de Ceuta con el Estado.
Las palabras de Vivas fueron respaldadas por Posada y Arenas, quienes simbolizaron el apoyo que desde el Gobierno se prevé prestar tanto a Ceuta como a Melilla.
«Con este acto termina un periodo de inestabilidad y empieza una etapa en la que es fundamental lograr la reconciliación. No es una situación sencilla, pero he visto un deseo de que los intereses de Ceuta predominen sobre el resto», manifestó Posada a los periodistas. Posada insistió en que el GIL se ha desmembrado por sí mismo.
Por su parte,Arenas indicó que se abre una etapa de esperanzaen Ceuta y en Melilla. «Van a contar con gobiernos estables que representan a proyectos tanto políticos como ideológicos. En Ceuta y Melilla, hemos pasado página de unos gobiernos que confundían los intereses generales con los particulares y que no gozaban de la consistencia de un proyecto», subrayó.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.