Espectáculos

null

Hemeroteca > 10/11/2001 > 

Olé redondo para José Menese y Ginesa Ortega, en el Teatro Real

Actualizado 10/11/2001 - 00:17:52
José Menese, ayer en el Real. Efe
José Menese, ayer en el Real. Efe
Título: «De mis soledades vengo. Los clásicos y el flamenco». Adaptación musical y literaria: José María Velázquez-Gaztelu. Cante: José Menese y Ginesa Ortega. Guitarra: Enrique de Melchor y Jerónimo. Baile: Carmen Ledesma. Palmas: Cicharito y Gregorio Parrilla. Dirección de orquesta:Juan Albert Amargós.Teatro Real. 8 de Noviembre.
En el arte flamenco los experimentalismos suelen ser un tanto peligrosos y hasta nefastos. Pero en el caso de la función «De mis soledades vengo. Los clásicos y el flamenco», hay que reconocer que se da el acierto. Y es así gracias a la labor del poeta y flamencólogo José María Velázquez-Gaztelu, como adaptador musical y literario, ha sido verdaderamente ejemplar, porque con su profundo conocimiento de la mejor poesía española de los siglos XVI y XVII, junto al del flamenco legítimo, ha configurado un conciertotan atractivo como interesante.
Escuchar los versos de Ruiz Alarcón por livianas: « Con mi albarda y mi burro/ no envidio nada;/ que son coches de pobres/ burros y albardas./ ¡Dichoso sitio,/ si el ventero es cristiano/ y es moro el vino!», supone percibir el cante como si de una copla popular flamenca se tratara. Y en esta línea se caracteriza toda la antología de poesía clásica que cantan José Menese y Ginesa Ortega. El logrado trabajo de José María Velásquez-Gaztelu ha ocasionado un concierto flamenco peculiar donde los hay, sin despegarse de la tradición más ortodoxa, puesto que la colaboración de Juan Albert Amargós, se limita a proporcionar una acertada y comedida envoltura musical en determinados estilos.
En cuanto a la actuación de José Menese y Ginesa Ortega, digamos que merecen un olé redondo repetido por el eco. José Menese interpretó magistralmnte poemas de Góngora, Lope -superior por soleares y peteneras-, Fray Luis, San Juan de la Cruz -en malagueñas emotivas-, Ruiz de Alarcón y Miguel de Cervantes -por tientos y tangos enjundiosos-, mientras que Ginesa Ortega, con sentido y donaire y rajo en la voz, cantó por tangos versos de Santa Teresa; por nanas de Quevedo, De Rojas, Lope, Tirso y Calderón; por alegrías de Quirós, Lope, De Ávila y anónimos; por sevillanas de Tirso ( «De Madrid a Getafe/ ponen dos leguas;/ veinte son si la calle/ se pone en cuesta»); por bamberas de Villegas, y por bulerías de Lope, Guillén de Castro, Sor Juana Inés, San Juan y Cervantes. Las guitarras de Enrique de Melchor y Jerónimo estuvieron a la altura requerida; la bailaora Carmen Ledesma puso de pie su buen sentido de la estética jonda, y los palmeros Chicharito y Gregorio Parrilla dieron una lección de acompañamiento ideal en los aires festeros. En definitiva, un atractivo y riguroso espectáculo flamenco nuevo y, sin embargo, fiel a la tradición.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.