Espectáculos

null

Hemeroteca > 10/11/2001 > 

El pop sereno de Presuntos Implicados

Actualizado 10/11/2001 - 00:17:52
Los Presuntos son un grupo de largo recorrido cuya fórmula musical les ha propinado unas sustanciosas rentas ya que siempre contaron con el favor de un público que adora su pop trufado de soul. Ahora, vuelven a estar en el candelero de las ventas de discos con su octavo álbum, «Gente», que presentaron los pasados jueves y viernes en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Madrid. El trío levantino desplegó sus conocidas artes melódicas de aseados arreglos musicales que acompañan a la excelente voz de su vocalista, Sole Giménez.
Como jugaban en territorio amigo comenzaron la velada con una baladita, «Parte de mi», a continuación, un par de temas de discos anteriores y vuelta al presente con los nuevos, con ese soul funkoso y como que no molesta que tan bien le va a Soledad, tan a gusto cuando canta las notas bajas de la escala como cuando tira de garganta y se va al infinito. Disfrutaron músicos y concurrencia con «Calor», un tema muy salvaje dentro de los cánones del grupo con reminiscencias de la música negra de la Motown de los años sesenta e incluso, exagerando un poco, a lo James Brown.
Siguieron los Presuntos «intercontextualizando» estilos musicales, su poquito de rumba salsera en acústico y con cajón flamenco de «Alegría»; otro puñadito de trip hop con«Gente», quizás el más redondo de los nuevos temas; aquí una de políticamente correcto en «La mujer que mueve el mundo»..., en fin, muy entretenido y variado a pesar de que a veces una canción se parezca demasiado a otras.
Le sobró a Juan Luis en la presentación del tema, «Esta tarde vi llover», una alusión nada cariñosa a los críticos que tan mal habían opinado de su disco de versiones. Y decimos que le sobró porque, a pesar de que tras su interpretación se oyó imaginamos que como desagravio_ una de las mayores ovaciones de la noche, ésta desde luego no fue nada lucida.
Para cuando llegó la hora de los bises, el entusiasmo se había contagiado de la platea al escenario y viceversa, y hubo muchas más propinas de las previstas, entre otras, la de «La flor de la mañana». «Alma de Blues» se encargó del fin de fiesta tras el cual quedose la protagonista sobre el escenario firmando autógrafos a sus incondicionales for ever, que tantos piropos la habían lanzado durante las casi dos horas de actuación por lo visto en los conciertos celebrados hasta ahora, el Palacio, que tan incómodo es para el baile, es un sitio que se presta mucho a piropear a los artistas desde el patio de butacas).
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.