Canarias

null

Hemeroteca > 10/10/2007 > 

Un cortocircuito pudo ser el origen del fuego del centro de menores inmigrantes de Tegueste

ERENA CALVOLAS PALMAS. Las alarmas saltaron de madrugada. Un incendio, cuyas causas investigan ahora agentes de la Policía, obligó al desalojo del centro de menores inmigrantes habilitado en el

Actualizado 10/10/2007 - 02:42:19
ERENA CALVO
LAS PALMAS. Las alarmas saltaron de madrugada. Un incendio, cuyas causas investigan ahora agentes de la Policía, obligó al desalojo del centro de menores inmigrantes habilitado en el municipio tinerfeño de Tegueste como medida de urgencia por el Gobierno canario el año pasado tras la llegada masiva de indocumentados desde las costas africanas. El fuego, que según fuentes del entorno del centro podría haber tenido su origen en un cortocircuito, se desató en la primera planta de las instalaciones de acogida, donde se alojan los más pequeños.
En la habitación donde comenzaron las llamas dormían seis menores, de entre nueve y catorce años, que no resultaron afectados tras el incidente. Otros seis chicos, más mayores, de las habitaciones del piso de arriba, sí que tuvieron que ser trasladados a un centro de salud; tres de ellos por inhalación de humo, uno por quemaduras en el costado, otro con una torcedura y el último con cortes en las manos.
Éste, herido cuando intentaba pasar una manguera por una ventana para ayudar a sofocar el incendio, era el único de los seis chicos que tuvo que someterse a una intervención y que permanecía a última hora de ayer en el Hospital Universitario de Canarias.
Fuentes del entorno del centro de menores inmigrantes de Tegueste recalcaron ayer en declaraciones a este periódico que el incendio tuvo su origen, -aún sin determinar por los equipos policiales que investigan el caso-, «muy probablemente» en un cortocircuito. Los mismos informadores descartaban así en principio que las llamas hubieran sido provocadas por alguno de los seis pequeños, tanto subsaharianos como marroquíes, que descansaban en la primera habitación afectada. «La relación con los educadores y entre los chicos -en el centro de Tegueste conviven 118- es muy buena; esta es la primera vez que tenemos que sofocar un incendio en el interior de un centro de menores inmigrantes, todo apunta a que fue un hecho fortuito y sin consecuencias graves para los muchachos».
Además, los chicos más mayores, que residen en la segunda planta, «salieron nada más saltar la alarma por la escalera exterior de caracol y algunos estuvieron ayudando a la extinción del incendio antes de que llegaran los bomberos; las heridas de uno de los menores son precisamente consecuencia de su intervención en la extinción y los otros se vieron afectados durante la huida».
Las mismas fuentes, relacionadas con los centros de menores inmigrantes, consideran que hechos de estas características no sucederían si «Canarias acogiese realmente al cupo de chicos que le corresponde (300) y no a 750 muchachos como hace actualmente», en unas instalaciones que «no son siempre las mejores, pero sí las mejores que podemos ofrecer en una situación de emergencia como la que se vive desde el año pasado con los menores».
Por su parte, el Gobierno de Canarias sigue insistiendo en la necesidad de que el Ejecutivo central reaccione y salga «en ayuda de estos chicos, para mejorar su situación».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.