Nacional

null

Hemeroteca > 10/08/2007 > 

Castilla y León inicia un plan para frenar la expansión de los topillos a más cultivos

HENAR DÍAZVALLADOLID. Frenar la expansión de los topillos a otros cultivos de regadío y viñedos. Éste es el principal objetivo que persigue ahora la Consejería de Agricultura de Castilla y León y para

Actualizado 10/08/2007 - 09:37:50
HENAR DÍAZ
VALLADOLID. Frenar la expansión de los topillos a otros cultivos de regadío y viñedos. Éste es el principal objetivo que persigue ahora la Consejería de Agricultura de Castilla y León y para ello recurrirá a un plan de acción directa que intervendrá en las zonas limítrofes de la plaga para acotarla y evitar así su expansión.
El programa, que fue presentado ayer a los nueve delegados territoriales de la Junta y a los presidentes de las diputaciones, pretende actuar en 300 municipios de la Comunidad durante los dos próximos meses. La idea, explicó la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, es que cada semana se intervenga en 15 municipios de cada una de las provincias, «tres al día, de lunes a viernes». Los municipios en los que se actúe serán seleccionados por los servicios territoriales en función del grado de afección, «dando prioridad a los que tengan mayor extensión de regadío y viñedos», que presentarán su propuesta a la Dirección General de Producción Agropecuaria todos los jueves.
Una vez seleccionados los términos municipales, continuó Clemente, «se llevará a cabo la limpieza de cunetas y aplicación de productos fitosanitarios». Esta tarea se realizará a través de los técnicos de la Consejería y de la empresa pública Tragsa, y un grupo de 30 personas contratados específicamente para esta tarea por el Instituto Tecnológico Agrario. Se llevará cabo «una distribución pormenorizada del veneno dentro de cada término municipal y las juntas agropecuarias locales recibirán las instrucciones correctas de aplicación, que verificará sobre el terreno este personal».
Cada siete días, y en función de los informes realizados por los técnicos de Tragsa, el jefe de Servicio de Agricultura remitirá a la Consejería un documento con los kilómetros tratados y posibles incidencias. El nuevo plan obliga a los responsables de las nueve provincias a mantener reuniones diarias con las cámaras agrarias y juntas agropecuarias, «para que los agricultores conozcan perfectamente como se tiene que llevar a cabo la utilización del producto y la limpieza con maquinaria».
Quema de rastrojos
Esta medida se suma al plan de actuaciones puesto en marcha hace un mes y que incluye la limpieza de cunetas y las quemas controladas en cultivos de secano. Esta última práctica, iniciada «de manera excepcional» el pasado lunes, se ha realizado ya en seis municipios de Castilla y León ante la desconfianza de las organizaciones agrarias, que dudan de la efectividad de esta medida ya que «no se lleva a cabo de manera homogénea y ha comenzado demasiado tarde».

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.