Castilla y León

null

Hemeroteca > 10/08/2005 > 

Los municipios afectados por el incendio de Pombriego pedirán ayudas urgentes al Gobierno y a la Junta

Los alcaldes de La Cabrera y El Bierzo estudian la posibilidad de solicitar la declaración de zona catastrófica

Actualizado 10/08/2005 - 04:17:23
M. MARTÍN  El incendio en Casavieja fue sofocado ayer por la mañana
M. MARTÍN El incendio en Casavieja fue sofocado ayer por la mañana

PATRICIA G. ROBLEDO

ÁVILA/LEÓN. Mientras un nuevo frente de fuego llegaba a la provincia de Zamora procedente de Portugal y después de arrasar 4.449 hectáreas, los incendios declarados en Casavieja (Ávila) y Pombriego (León) fueron finalmente sofocados a lo largo de la jornada de ayer. Ante la impotencia, el miedo y, sobre todo, las pérdidas, las primeras críticas y protestas prendían entre los vecinos de los municipios afectados.

Los alcaldes de los cuatro pueblos tocados por el incendio de Pombriego anunciaron su intención de pedir al Gobierno y a la Junta ayudas urgentes, ya que con 3.800 hectáreas de matorral, monte bajo y superficie arbolada calcinadas se trata del incendio más voraz registrado en los montes de la Cabrera y del Bierzo en los últimos años y se estima que ha causado daños «incalculables» y en muchos casos «irreparables», según explican los regidores de la zona.

El alcalde de Benuza, municipio al que pertenece la localidad de Pombriego, Rafael Blanco, aseguró que se trata de una «auténtica catástrofe ambiental» y explicó que el fuego ha acabado no sólo con los montes de la comarca sino que también ha arrasado los castaños de los que vivían muchas personas de la zona y otras tantas viñas. Estas circunstancias han llevado al regidor a no descartar la posibilidad de solicitar la declaración de zona catastrófica de los montes devastados por las llamas con el fin de que los efectos del fuego sean paliados en parte con ayudas económicas. También el incendio ha supuesto un gran golpe a las expectativas de desarrollo de la zona. El alcalde describió cómo los canales romanos situados en Benuzahan quedado reducidos a un «bosque de cenizas».

Un debate público

Por su parte, el alcalde de Borrenes, Eduardo Prada, solicita una reunión en la que participen los cuatro ayuntamientos afectados por el fuego (Puente de Domingo Flórez, Benuza, Priaranza y Borrenes) y en la que se tomen decisiones conjuntas para instar al Gobierno central y al autonómico que acometan actuaciones urgentes. «Se debe abrir todo un debate sobre incendios en el que participen los cuatro municipios», dijo. «En esta reunión se analizará lo que ha sucedido, todo lo que se ha quemado y los problemas que tiene cada ayuntamiento, las soluciones que se tienen que dar, lo que pueden ofrecer los consistorios y lo que se puede pedir», matizó.

Sin efectos en Las Médulas

Además, el regidor cree que las medidas que se adopten no sólo deben ir encaminadas a paliar el desastre ecológico sino también en materia de prevención de incendios. «Hay que concienciar a la sociedad, pasando por la limpieza, los desbroces y el mantenimiento», significó, al tiempo que subrayó que «también se deben hacer inversiones económicas para reforestar, para abrir cortafuegos». Los mandatarios de los otros tres ayuntamientos se muestran partidarios a la celebración de este encuentro que probablemente tendrá lugar a finales de esta semana o principios de la semana próxima.

El alcalde de Carucedo, Clemades Rodríguez, asegura que los incendios no reportan ningún beneficio puesto que «la vegetación tardará años en recuperarse». No obstante, no cree que el incendio reduzca el número de visitas al paraje natural de Las Médulas. «Creo que no tiene una influencia directa», significó.

No obstante, Clemades pidió a la Junta de Castilla y León que «tome conciencia para reforestar» los montes. No en vano, la Asociación para la Defensa de Árboles Monumentales del Bierzo «A Morteira» aseguró que los montes de La Cabrera y el Bierzo que fueron pasto de las llamas tardarán décadas en recuperarse.

Abandono de los bosques

El incendio forestal intencionado que se declaró el pasado sábado en Casavieja (Ávila) arrasó finalmente 630 hectáreas, que, según su alcalde, Rafael Ortega, han ocasionado una pérdida de seis millones de euros a la localidad. Los profesionales de los servicios de extinción de incendios que actuaron la zona han denunciado la falta de mantenimiento de los bosques abrasados por el fuego, en un estado de abandono que facilitaba la propagación de las llamas e incrementa el peligro de sufrir un accidente laboral.

Además, han elogiado la «encomiable» labor realizada por los voluntarios de los municipios de Casavieja, Mijares y Gavilanes, que a su juicio «merecen una medalla». Uno de los operarios de la cuadrilla de Candeleda (Ávila), Javier Delgado, criticó que tampoco se hubieran realizado otras labores necesarias como la corta selectiva de pinos, que no existieran cortafuegos y no se hubieran despejado las pistas forestales.

La limpieza de los montes, el mantenimiento para la prevención de incendios que se realiza «en otoño, invierno y primavera», es competencia de la Junta de Castilla y León. En este sentido, el alcalde de Casavieja declaró que ya pidió a las administraciones públicas ayuda para establecer una cuadrilla encargada durante los meses de invierno de la limpieza del monte, algo que «sale muy caro, pero más caro ha sido lo que se ha perdido».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.