Nacional

null

Hemeroteca > 10/07/2003 > 

El etarra Casas Acarregui detenido hoy alquiló el coche que explotó en Basurto y huyó de su domicilio al día siguiente

Actualizado 10/07/2003 - 18:38:19
El presunto miembro de la banda terrorista ETA Alexander Casas
Acarregui detenido hoy en el aeropuerto holandés de Amsterdan cuando
intentaba coger un vuelo para Venezuela, fue la persona que alquiló
el coche  Ford Fiesta que hizo explosión el 23 de septiembre del año
pasado en el barrio de Basurto en Bilbao y que provocó la muerte de
los etarras Hodei Galarraga y Egoitz Gurruchaga Gogorza, informaron a
Europa Press en fuentes policiales. 
Casas Acarregui que estuvo encuadrado en el talde "Olalla" del
comando Vizcaya, procede de la "kale borroka" siendo detenido en dos
ocasiones por la Ertzaintza en los años 90. 
El primer arresto se produjo en el verano de 1993 cuando participó
en una paliza que varios jóvenes le propinaron a un agente de la
Ertzaintza durante las fiestas grandes de Bilbao. 
Posteriormente, fue de nuevo arrestado por la Policía vasca por
participar en incidentes con ocasión del juicio al militante de
Jarrai, Juan Carlos Tapia Gonzalo.
Su pertenencia al comando Vizcaya de ETA fue descubierta el año
pasado, cuando hizo explosión el 23 de septiembre en el barrio
bilbaino de Basurto un coche en el que viajaban los etarras Egoitz
Gurruchaga Gogorza y Odei Galarraga, quienes fallecieron al hacer
explosión la dinamita que transportaban, al parecer entre 15 y 20
kilos que se encontraba en mal estado. 
La Ertzaintza descubrió que el automóvil había sido alquilado por
Casas Acarregui, por lo que acudió a su casa para detenerlo, aunque
el presunto miembro de ETA ya había huido, situación en la que se
encontraba hasta que hoy fue detenido en el aeropuerto de la ciudad
holandesa, cuando trataba de viajar a Venezuela con la documentación
de un hermano. 
La matrícula del mencionado coche fue doblada con una troqueladora
robada por ETA en Abadiño (Vizcaya). Entre los restos de la
explosión, la Ertzaintza localizó los restos de dos pistolas, una de
las cuales, marca Astra, había sido utilizada para asesinar al
magistrado de la Audiencia Provincial de Vizcaya José María Lidón, el
11 de noviembre del 2001. 
Tras la investigación abierta por la muerte de los dos
terroristas, la Policía Vasca localizó varios pisos empleados por el
comando Vizcaya. En uno de los pisos registrados, en la calle
Licenciado Poza, se encontró una pequeña cantidad de dinamita,
compuestos químicos para la fabricación de cloratita, así como
instrumentos para la elaboración de bombas.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.