Nacional

null

Hemeroteca > 10/01/2004 > 

Batasuna quiere «blindar» a Permach ante posibles acciones de la Justicia

El ex dirigente de KAS Xabier Alegría le situó, tras su detención, en la «dirección política» de ETA, por lo que los batasunos temen que sea investigado por los jueces

Actualizado 10/01/2004 - 23:35:10
MADRID. La ilegalizada Batasuna anunció ayer que dos de sus representantes en la Cámara de Vitoria, Araitz Zubimendi y Antton Morcillo, han decidido abandonar sus cargos por razones personales «y referentes a su dedicación», y serán sustituidos por Joseba Permach y Rakel Peña.
Los medios consultados creen que detrás de esta maniobra para colocar a Joseba Permach en la Cámara de Vitoria hay un intento de «blindarle» o de dilatar posibles investigaciones de la Audiencia Nacional que temen los dirigentes de la ilegalizada Batasuna.
Se da la circunstancia de que el ex dirigente de KAS y Ekin Xabier Alegría, tras su detención en la primera operación relacionada con la trama de«Egunkariak», reveló en sus declaraciones ante la Guardia Civil, ratificadas luego ante el juez Juan del Olmo, que tantoPermach como el parlamentario Jon Salaberría integran la «dirección política» de ETA. Una dirección que, según explicó, «actúa a la luz y de forma paralela a un frente de vanguardia formado por una cúpula terrorista oculta en la clandestinidad».
Asimismo, Alegría declaraba que Salaberría actuaba además como «correo» de ETA y que Arnaldo Otegi se había reunido, al menos en dos ocasiones, con los cabecillas de ETA ocultos en Francia.
Alegría, además, situaba al frente del «aparato político» de ETA a Iñaki Altuna y Ainhoa Etxaide, responsable del área social del sindicato LAB. El organigrama lo completaban Aitor Garín, Yagoba Zulueta y Jon Emparantza, abogado de los dirigentes etarras detenidos en Francia.
Tras realizar estas confesiones, en febrero del pasado año, Alegría sufrióuna fuerte depresión, ya que había revelado datos de gran trascendencia sobre complicidades y conexiones entre ETA y Batasuna y había confirmado otros que ya se conocían sobre las distintas composiciones de KAS y Ekin.
Por este motivo, Alegría, conocido en la izquierda abertzale como «Talibán de Lezo», por su postura radical entre los radicales, envió una carta en la que pedía perdón a los dirigentes de Batasuna a los que había puesto en una situación comprometida.
Auguraron investigaciones
Tras recibir esta misiva, Otegi y Permach convocaron una rueda de prensa en la que auguraban próximas operaciones policiales contra Batasuna. Unos augurios que no se entendieron, hasta que se tuvo conocimiento de la «kantada» de «Talibán de Lezo».
La ilegalizada Batasuna puede «blindar» a Joseba Permach en la Cámara vasca ante supuestas investigaciones de la Justicia gracias a la actitud del PNV, EA e IU, que mantienen como grupo parlamentario a Sozialista Abertzaleak, a pesar de las sucesivas resoluciones judiciales que ordenan su disolución.
Joseba Permach, alineado en el sector «más duro entre los duros» es considerado como uno de los responsables de la actual estrategia de Batasuna, una de cuyas últimas expresiones ha sido la propuesta de una candidatura nacionalista única, avalada públicamente por ETA.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.