Canarias

null

Hemeroteca > 09/12/2004 > 

ELFIDIO, A CARACAS

Actualizado 09/12/2004 - 01:49:08

El Gobierno de Venezuela ha designado cónsul en Canarias, con sede en Tenerife, a un cantante. Esto es consecuencia del ridículo que hizo aquel portavoz del Gobierno canario, Pedro Quevedo, cuando respaldó en conferencia de prensa la intentona golpista para derrocar a Chavez. Claro, que Quevedo Iturbe, nacido en Caracas, era un mandado y su jefe aquel presidente licenciado en cirugía de reconocido prestigio internacional.

Ahora, en venganza, Chavez, que considera a los nacionalistas canarios algo así como escuálidos,nos manda un tenor a esta tierra. Es como si el PRI hubiese designado a Mario Moreno, Cantinflas, embajador de México en Washington en la época de Reagan. Ya se sabe que la guitarra abre muchas puertas y muchas piernas, según la sabiduría popular de la gente del parrandeo, la juerga y las copas.

Sí señor, Jesús Sevillano, que es un médico, como Román, y conocido cantante de música popular venezolana, nuevo cónsul en Canarias. Sevillano fue uno de fundadores del quinteto Contrapunto, miembro del Orfeón Universitario. Tiene hasta un club de fans. Quizás se incorpore a su despacho estos días previos a fin de año y podamos, españoles todos, conocer su capacidad de montar una parranda bajo la tutela de los Cuasquías cuyo tenor, Luis Orihuela, se lo pondrá muy difícil con esa caballerosidad que le caracteriza.

Mientras, al Servicio de Exteriores del Gobierno de Canarias le corresponde devolver la pelota y, por tanto, ubicar como representante RUP ante la cancillería venezolana a José Velez, Elfidio Alonso o a Benito el del timple aunque, personalmente, creo que Segura Clavell, que dispone de la solemne Orden de la Guayabera por sus méritos contraídos defendiendo el transporte aéreo entre Venezuela y Canarias en su periodo de diputado, sería mejor intérprete cantando en Caracas a la vista del cante tranquilo que muestra en Las Palmas. Quizás tanto timple y folclore que el discreto delegado del Gobierno esté desvirtuando la imagen exterior de Canarias.

Olvídense de la sanidad porque, en realidad, Venezuela es una de las máximas prioridades del señor Zapatero respecto a Canarias si se quiere quitar del medio a los nacionalistas. De hecho, Jesús Caldera dispuso el cese fulminante del agregado laboral de España en Venezuela apenas pocos días después de tomar posesión. Todo porque había que sustituir a un majorero del PP por un herreño del PSOE. Aunque Alemán Santana venga con esa canción de la lista regional para acceder a la Cámara autonómica, está frito por trincar diputados por el tercio herreño aunque tenga que recorrerse cantando Carabobo acompañado por un Blas a la guitarra.

Uno se imagina que a medida que Canarias aumenta su capacidad de progreso e importancia, perdonen el chiste, los representantes de otros países en territorio tengan un poco de pedigrí. No sé, al menos un heredero del tal Bolívar o algo así. Me imagino la presentación de cartas credenciales ante el presidente canario, Adán Martín, hablando de folías, isas y malagueñas. Me imagino incluso al nuevo cónsul hablando con Anastasio travieso, aquel delegado del Gobierno que en el tardofelipismo se recorría Gran Canaria cantando «Sombras del Nublo».

Dios Mío, yo intentando aprenderme la letra de esas canciones de Braulio, y Chavez nos manda a José Sevillano, intérprete de canciones como «Arpa, Maraca y Buche», «El Manguito» y «El Turututú». Espero que Antonio Betancort aproveche la presencia del nuevo cónsul en las Islas para traerlo un domingo de estos a Tenderete. Y Onelio, hablando de doble autonomía. Menudo gasto para Venezuela tener dos consulados como éste. Al menos Chavez no ha nombrado a Boris Izaguirre.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.