Sociedad

null

Hemeroteca > 09/12/2002 > 

La falta de profesores y colegios adecuados provoca la «fuga» de alumnos superdotados al extranjero

Educación no descarta la creación de centros específicos para alumnos superdotados, pero recomienda la integración con otros escolares en centros ordinarios

Actualizado 10/12/2002 - 23:57:21
Muchos de los niños superdotados presentan un bajo rendimiento escolar y fracasan en los estudio.FABIÁN SIIMON
Muchos de los niños superdotados presentan un bajo rendimiento escolar y fracasan en los estudio.FABIÁN SIIMON
MADRID. La falta de respuesta del sistema educativo español hacia las necesidades de los alumnos superdotados reabrió ayer la polémica después de que el presidente del Instituto Catalán de Superdotación, Josep De Mirandés, subrayara que la falta de educadores y centros especializados en España está empujando a algunas familias a enviar a sus hijos al extranjero. Durante la celebración del primer «Encuentro Nacional sobre atención educativa a los alumnos con altas capacidades», este experto dijo que en nuestro país se está aplicando la respuesta más fácil: «Existen algunos centros que tras detectar la superdotación a un niño convencen a los padres de la supuesta necesidad de matricularle en determinado centro u Universidad privada extranjera».
En este sentido, denuncia que sólo en Cataluña «cerca de 1.900 niños han sido derivados a centros extranjeros por estos procedimientos» -de acuerdo al seguimiento realizado por su instituto en los últimos catorce años- y apunta que los responsables encargados de realizar el diagnóstico podrían estar beneficiándose de «lucrativos personales» aportados por los colegios extranjeros. Además, señaló que, aunque estén diagnosticados como tal, «no todos ellos son superdotados».
Falta de docentes preparados
Para este experto, la «fuga y el tráfico de cerebros» supone «un empobrecimiento gravísimo del tejido social español» y «escapa a las manos de los juristas» cuando los abogados de los denunciados alegan que, a pesar de que «son asesoramientos hechos por un médico en una consulta privada, son los propios padres los que realizan la matrícula». No obstante, insiste en el hecho de que en la detección de los niños superdotados se ha de basar en el diagnóstico de equipos multidisciplinares y no en el de un solo médico.A su juicio es «absolutamente falso» que en España no exista solución, pero denuncia que esta situación se produce porque los profesores carecen de una formación específica. Para De Mirandés, «la fuga de cerebros se consuma tras comprobar como pasados los años estos jóvenes ya no regresan».
Así, insiste en la necesidad de dar «máxima prioridad» a la identificación de estos alumnos para poder atenderlos con las medidas idóneas, ya que señaló que del 2 por ciento de niños superdotados existentes en España -que cifra alrededor de 300.000 alumnos- tan sólo se conoce al 0,06 por ciento y cifró en unos 8 los casos de genios o prodigios en las etapas escolares no universitarias.
La necesidad de atención específica resulta clave para evitar el alto fracaso escolar de estos alumnos ya que, según este experto, el 70 por ciento de los niños superdotados presentan un bajo rendimiento escolar y de ellos, entre el 35 y el50 por ciento fracasa en los estudios y muchos acabanen consultas psicológicas y psiquiátricas.
Por su parte, la subdirectora general de Acción Educativa del Ministerio, María Dolores Molina, negó la existencia de una huida «masiva» de padres con niños superdotados a otros países, aunque señaló que es cierto que existen «casos individuales» porque la «satisfacción de los padres no se ve colmada» con las opciones que oferta nuestro sistema educativo, por lo que son «soberanos» para tomar otras alternativas.
No obstante, aseguró que la detección deesta clase de alumnos es «cada vez mayor y se hace con más garantías» ya que con anterioridad se incluían en ocasiones a niños «brillantes pero no superdotados».
Centros específicos
Molina cifró entre 60.000 y 120.000 los niños superdotados escolarizados en España y señaló que, de ellos, el 80 por ciento accede a la Universidada pesar de que muchos tienden al fracaso escolar en etapas educativas previas. La mayoría de estos alumnos «se aburren» en las clases ordinarias, por lo que el principal reto ha de ser devolverles el gusto por aprender y lograr su integración en el aula. En este sentido, señaló que aunque «no existen fórmulas mágicas ni ideales para el tratamiento de estos niños se han de buscar alternativas que se adapten a las necesidades de cada uno de ellos».
Así, Educación «no descarta la posibilidad de crear centros específicos» pero insistió en que «el camino más fiable es el de la integración en centros ordinarios, por un problema de maduración social y afectiva». Se considera pues que los colegios para los niños superdotados pueden resultar eficaces, en orden a cubrir sus necesidades intelectuales, pero que el desarrollo de las capacidades y potencialidades de todo niño debe orientarse a su felicidad, es decir, a su integración social plena.
Por su parte, el secretario de Estado de Educación y Universidades, Julio Iglesias de Ussel, destacó, en su discurso de inauguración de estas jornadas, el propósito de la ley de Calidad de abordar con «realismo» la situación de estos alumnos. A su parecer, la atención de los superdotados es una cuestión «crucial» para el sistema educativo, familiar y del colectivo mismo. «La familia y la escuela deben estar notablemente coordinados para atenderlos», dijo.
En la misma idea insistía ayer la ministra de Educación, Pilar del Castillo, quien señaló que la reforma educativa trata «específicamente» a los alumnos superdotados. «Confiamos que se establezca un mayor marco de especialidad para ellos con vías nuevas», dijo. A su juicio, estos alumnos deben tener «siempre» el tratamiento que necesiten de acuerdo con sus capacidades por lo que, considera que se debe apostar por su integración con el resto de estudiantes pero con una «atención específica». «Debe haber una integración efectiva y no retórica», agregó.
En el encuentro -que se alargará hasta el día de hoy- participan numerosos expertos nacionales e internacionales que insitieron en la necesidad de una «educación programada» y en el hecho de que «algunos niños inteligentes existen a pesar del sistema educativo, pero muchos más pueden desarrollarse inteligentemente si creamos oportunidades que aprovechen sus fuerzas, intereses y potencial».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.