Espectáculos

null

Hemeroteca > 09/11/2009 > 

Los «castrati» desbancan a Madonna de los primeros puestos de la lista de ventas

La historia tabú de los «castrati» cantada por Cecilia Bartoli, la divertida «Cenicienta» de Juan Diego Flórez y Els Comediants y el recopilatorio «111» de la historia de Deustche Gramophon han

Actualizado 09/11/2009 - 17:27:50
En la imagen, la carátula del disco «Sacrificium» de Cecilia Bartoli / EFE
En la imagen, la carátula del disco «Sacrificium» de Cecilia Bartoli / EFE
La historia tabú de los «castrati» cantada por Cecilia Bartoli, la divertida «Cenicienta» de Juan Diego Flórez y Els Comediants y el recopilatorio «111» de la historia de Deustche Gramophon han logrado lo impensable: poner la música clásica de moday «empujar» en el «top» a artistas como Madonna o Black Eyed Peas.
En el «Top 20», en la lista general de los más vendidos, Bartoli, que lleva cuatro semanas seguidas en ella, ha colocado su «Sacrificium» en el lugar 19; el disco «111. The Classic Tracks», en su primera semana en la lista, ha entrado en el octavo lugar entre los recopilatorios; y el DVD «Cenerentola» de Flórez, también en su primera semana, en el número 20 de las películas.
El «Sacrificium» de Bartoli se situó la misma semana de su lanzamiento, el pasado 6 de octubre, entre los diez álbumes más vendidos y en el quinto puesto de descargas de iTunes, algo que sólo había conseguido hasta ahora en toda la historia de la música clásica Luciano Pavarotti.
El álbum, grabado en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, junto a Il Giardino Armonico y Giovanni Antonini, incluye once primeras grabaciones mundiales y algunas de las arias más bellas de la época, la música «más difícil» que la mezzo ha cantado nunca.
En el libro que acompaña el disco, que incluye un «diccionario» ilustrado con fotografías y dibujos, Bartoli, que ya investigó sobre la vida de María Malibrán para rendirle su personal homenaje, descubre la macabra y fascinante historia de los cientos de miles de niños castrados en Italia, entre mediados del siglo XVI y hasta comienzos del XX, en la búsqueda de «extraordinarios cantantes».
La Malibran comenzó su carrera precisamente en el momento en el que se desinflaba la moda de los «castrati», niños que eran emasculados para que su nuez no se desarrollara y pudieran llegar así a los registros agudos de las mujeres, que tenían prohibido cantar en público en países como Italia.
En Nápoles, principal «factoría» de «castrati» del siglo XVII, entre 3.000 y 4.000 niños procedentes de familias muy pobres eran castrados al año pero sólo uno o dos hacían carrera y para el resto ese sacrificio «en nombre de la música» era doblemente estéril porque ni «valían» para cantar, ni podían formar familia ni trabajar en muchos oficios.
En el mejor de los casos acababan en coros, y en el peor en la prostitución, tratados como fenómenos de feria, o se suicidaban, relata Bartoli en su trabajo.
Los «castrati», que dominaron la escena teatral en la mayor parte de Europa a partir de mediados del siglo XVII, revelaron dotes y registros vocales únicos y magistrales que, junto al raro erotismo de su ambigüedad sexual, hechizaron a una parte de la sociedad que convirtió a algunos, como Farinelli o Cafarelli -«con una voz que ninguna mujer era capaz de imitar»-, en auténticas estrellas.
Los superventas de pop se «comprimen» también para hacer sitio a «111». Desde que Beethoven titulara su última sonata para piano «Opus 111», ese número ha gozado de predicamento en los círculos musicales por eso Deustche Gramophon ha querido celebrar «tan peculiar» aniversario de su creación «por todo lo alto» y, a tenor de los resultados, con inusitado éxito.
Además de «111», que contiene 6 CD con 111 temas de sus artistas -de Enrico Caruso y Richard Strauss a Yuja Wang o Mojca Erdmann-, ha editado otra caja con 55 CD, con lo más importante del sello en su dilatada historia, y una tercera con 13 DVD con sus películas más importantes, además de un libro de lujo.
Y entre todos los DVD, se ha colado otro clásico, «La Cenicienta» de Juan Diego Flórez junto a Joyce Di Donato, en el juguetón montaje que hizo Joan Font (Els Comediants) y que se grabó en el Liceo de Barcelona.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.