Nacional

null

Hemeroteca > 09/04/2007 > 

El «Chino» confesó a su hermano su participación en los atentados

Mostafa Ahmidan, hermano de Jamal Ahmidan, conocido como "El Chino", declaró hoy en el juicio del 11-M que vio a su hermano en dos ocasiones tras la masacre de Madrid y antes de que se suicidara en

Actualizado 09/04/2007 - 16:12:36
Mostafa Ahmidan, hermano de Jamal Ahmidan, conocido como "El Chino", declaró hoy en el juicio del 11-M que vio a su hermano en dos ocasiones tras la masacre de Madrid y antes de que se suicidara en Leganés, y que en la segunda ocasión le confesó que estaba implicado en los atentados.
Durante su comparecencia ante el tribunal que juzga los atentados del 11-M, el hermano de "El Chino" dijo que éste fue a finales de marzo a su bar acompañado de Rachid Oulad Akcha, y le pidió que rezara a Dios para que no los pillaran vivos.
Este aspecto de la confesión de "El Chino" no fue aportado por el testigo ante el juez instructor Juan del Olmo, pero hoy lo reconoció a preguntas de la fiscal Olga Sánchez. Justificó este comportamiento diciendo que no lo hizo por miedo a ser implicado y "por presiones de la familia".
Cuando su hermano le confesó que había participado en la masacre de Atocha, no le creyó y se limitó a pensar que quienes habían hecho aquello eran personas "del barrio", como le había contado el propio Jamal Ahmidan. Además, relató que en la primera de las visitas, cuando en la televisión aparecieron imágenes de los primeros detenidos, "El Chino" le dijo que las detenciones eran "totalmente injustas".Cuando le preguntó por qué consideraba injustas esas detenciones tras el elevado número de víctimas que provocaron los atentados, Jamal Ahmidan le dijo: "*No ves a tus hermanos que están muriendo también en Iraq?". "Yo entendí que sólo defendía a los musulmanes", explicó hoy ante el tribunal.
Ambos encuentros se produjeron en el bar que Mostafa tenía en la calle Fuengirola de Madrid, donde le regañó a su hermano por no dar señales de vida desde la masacre, ya que la Policía estaba tras su pista y le preguntaban a él sobre el paradero de su hermano. Posteriormente Mostafa fue imputado, pero no procesado.
Por otra parte, Mostafa afirmó, como ya hiciera ante el juez, que reconoce la voz de su hermano Jamal en el vídeo reivindicativo de la masacre que se halló en los restos de Leganés. Explicó que estuvo conviviendo con su hermano cuatro meses en una casa que también habitaba uno de los acusados por pertenencia a organización terrorista, Abdelilah El Fadual El Akil. Al regresar "El Chino" de Marruecos, había cambiado, porque ya no bebía ni fumaba, y "daba muchos consejos".
El testigo dijo que Jamal Ahmidan no se dedicaba a la compra- venta de vehículos y reconoció que se dedicaba al tráfico de drogas, negocio que también practicaban sus primos, Hamid y Hichan Ahmidan, aunque no con "El Chino".
Coche abandonado

Previamente compareció el testigo número 184, Emilio Gil Criado, quien declaró que el Skoda Favia color gris plata estuvo mal estacionado en la avenida de Bruselas de Madrid durante dos semanas, hasta que lo retiró la Policía. El coche fue sancionado en dos o tres ocasiones, pero los agentes de la Policía dijeron al conserje que "no podían hacer más", ya que el vehículo "no figuraba como robado".
Sin embargo, añadió que antes de que lo retiraran, una persona perteneciente a la empresa de alquiler Hertz estuvo realizando preguntas sobre el coche e incluso llegó a decirle que era de su propiedad y que "figuraba como robado", pese a que el vehículo no tenía distintivo alguno de que perteneciera a dicha empresa de alquiler.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.