Toledo

null

Hemeroteca > 09/02/2003 > 

Miss Ciudad Real, esa chica tan guapa de Talavera

Estudiante de Turismo, observa el mundo de la pasarela con sentido científico. Siente afición por la moda pero no está dispuesta a sacrificar nada más allá de su propio esfuerzo. Tampoco se hace más ilusiones que las necesarias. Se llama Sara, tiene 18 años y un futuro prometedor

Actualizado 09/02/2003 - 05:00:04
TALAVERA. Sara Gil Fernández es una belleza talaverana de 18 años que los próximos días 21, 22 y 23 de marzo intentará alcanzar en Oropesa del Mar el título de Miss España en representación de la provincia de Ciudad Real, banda que obtuvo el pasado mes de agosto. Esta talaverana de estirpe tiene las ideas claras, se siente querida por sus padres, hermanos, familiares, novio y amigos, y afirma que en los títulos de belleza se puede progresar por méritos propios, como hace ella, o por otros medios, como esos que en un momento dado saltaron a las páginas de los periódicos y las pantallas de televisión y que tanto han desprestigiado este tipo de certámenes.
En declaraciones a este diario, Sara comenta que llegó a este mundillo de pura casualidad. Asistía con sus padres a la cena previa a la elección de Miss Toledo, entonces el organizador del certamen, siempre a la localización de nuevas beldades, se fijó en ella. Al poco del tiempo recibió una llamada para invitarla a participar en la elección de Miss Toledo del siguiente año, y se decidió a dar el paso por la afición que desde siempre le tiene al diseño y la moda. Pese a su juventud, Sara ha subido pacientemente el escalafón de las reinas de la belleza. «Según se sucedieron los concursos, alcancé el título de miss Simpatía, luego el de segunda dama, el de primera y, por fín, el de Miss Ciudad Real».
Esta carrera que tendrá una primera culminación en Oropesa del Mar, no ciega a Sara, que se expresa con la seguridad de quien sabe lo que quiere, y mientras va ganando títulos, continúa sus estudios de Turismo en la UNED a través del centro asociado de Talavera. «Si el mundo de la pasarela llega un momento en que me desagrada, siempre tendré mis estudios», afirma con la naturalidad y firmeza de una cabeza bien amueblada.
Sabe que el llegar al certamen nacional le va a abrir muchas puertas, independientemente del lugar en el que quede, que sin duda será alto, si no el máximo. Pero tampoco pierde la perspectiva: «veré de cerca este mundo y lo valoraré; si me gusta, seguiré para adelante». Naturalmente debe dar el paso de afincarse en Madrid, donde se le pueden abrir las puertas de la moda que tanto ha admirado siempre.
Por la experiencia apresurada que ha vivido -no tiene fotografías del certamen de Mis Ciudad Real porque tras su elección salió inmediatamente de vuelta para Talavera- considera que el resultado hasta ahora es positivo, «me siento bien en la pasarela», y nunca ha tenido que hacer nada extraño para conseguir todos esos logros: «aunque deberíamos tener más incentivos para continuar en algo tan sacrificado», afirma, tras manifestar que tiene conciencia de que hay muchas personas que piensan que para llegar a algo a través de los concursos de bellezas hay que hacer cosas inconfesables. «En esto como en todo, hay quien elige un camino u otro». Ella cuenta con su belleza, el apoyo de los que la quieren y en especial el de su novio «que el pobre me lleva y me trae de todos partes».
Y es que su novio ya sabía de las aficiones de Sara por la moda, y lejos de desagradarle o sentir celos de quienes se impresionan, sin poder ocultarlo, por la imagen de Sara, lo que verdaderamente siente es orgullo, según nos cuenta la modelo, al igual que todos los que la rodean. A los que nos añadimos los que sentimos admiración por ella y el orgullo de que una guapa talaverana lo sea de CIudad Real y nos haga un poco más guapos, altos y principescos a todos cuando les contemos a los que estén viendo la televisión: esa chica tan guapa, es de Talavera.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.