Cataluña

null

Hemeroteca > 08/11/2007 > 

Raúl Carlos Maícas presenta su dietario cultural «La marea del tiempo»

SERGI DORIABARCELONA. Teruel también existe. Y la existencia de Teruel pasa por una cabecera: la revista «Turia», que fundó en 1983 el escritor y activista de la cultura Raúl Carlos Maícas. Para

Actualizado 08/11/2007 - 03:02:18
SERGI DORIA
BARCELONA. Teruel también existe. Y la existencia de Teruel pasa por una cabecera: la revista «Turia», que fundó en 1983 el escritor y activista de la cultura Raúl Carlos Maícas. Para celebrar veinticinco años de rigor turolense, Maícas prepara un número memorable de la llamada «Revista de Occidente» aragonesa. Recuerda una lluviosa tarde de noviembre en el Centro de Arte Santa Mónica, cuando presentó por primera vez «Turia» en Barcelona: «Nos vencía la incertidumbre, el miedo al fracaso. Sin embargo, y gracias al apoyo de un montón de gentes como José Agustín Goytisolo, aquellos temores previos no fueron sino un mal sueño, una pesadilla de principiantes aventureros de la cultura periférica».
La evocación barcelonesa proviene de «La marea del tiempo» (Candaya), segunda entrega de los diarios que Maícas inauguró en 1998 con «Días sin huella». Días redivivos gracias a la escritura dietarística. Agavillando «prosas solitarias y un tanto volterianas», con la serenidad aragonesa que huye del «baturrismo». Una tradición de elocuencia sobria de Gracián, ese tambor ronco de Buñuel, esa negrura de Antonio Saura... El Maícas dietarista se define: «Soy un cosmopolita varado en el privilegiado mirador de la provincia. Un insumiso que abomina de cualquier patrioterismo, de cualquier corsé ideológico que nos imponga una lectura miope del presente, que postule el vasallaje al líder como sistema y/o practique una política de horizontes mezquinos. Soy un exiliado interior que desprecia la vida defensiva y conformista».
Entre Madrid y Barcelona, Maícas considera al escritor de periódicos el último romántico de la letra impresa. Convoca a Boccacio, a la pintora surrealista Remedios Varo, relee al olvidado Anatole France y busca a Chateaubriand por carreteras secundarias que le conduzcan, desde Teruel, a Saint Malo. Los eventos de provincias deparan cuadros inéditos. Esa vida cultural, advierte Maícas, proporciona «episodios que superan el thriller más espectacular y truculento, el culebrón más lacrimógeno y patético». Mañana, Raúl Maícas baremará con Luis Izquierdo «La marea del tiempo» en La Central del Raval (Elisabets, 6). Súmense a la tertulia.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.