Cataluña

null

Hemeroteca > 08/11/2007 > 

Duran destapa el punto débil de CDC

POR MARÍA JESÚS CAÑIZARESBARCELONA. La conferencia pronunciada el martes por el presidente de UDC, Josep Duran Lleida, deja escaso margen a la interpretación. «CiU no es independentista», aseguró el

Actualizado 08/11/2007 - 03:01:08
YOLANDA CARDO  Duran y Pelegrí mostraron la nueva sede de UDC al presidente del PNV, Josu Jon Imaz
YOLANDA CARDO Duran y Pelegrí mostraron la nueva sede de UDC al presidente del PNV, Josu Jon Imaz
POR MARÍA JESÚS CAÑIZARES
BARCELONA. La conferencia pronunciada el martes por el presidente de UDC, Josep Duran Lleida, deja escaso margen a la interpretación. «CiU no es independentista», aseguró el líder socialcristiano. No opina lo mismo su socio en la federación, CDC, que insiste en acoger las tesis soberanistas bajo ese amplio paraguas que es la «casa común del catalanismo». Eso sí, con un discurso algo más ambiguo y que demuestra la desorientación ideológica que desde hace tiempo sufre el socio mayor de la federación.
A modo de réplica a las contundentes declaraciones del máximo dirigente de Unió, claramente crítico con cualquier iniciativa que comporte la ruptura con España, el presidente de CiU, Artur Mas, aseguró que esta visión política es perfectamente compatible con los sectores soberanistas de CDC porque «la casa grande del catalanismo incluye el independentismo. Y esto siempre ha sido así en Converg_ncia». No obstante, el líder convergente se resiste a definir el modelo de Estado que propone su partido. Lo hará en la tan anunciada conferencia del próximo día 20, en la que detallará su proyecto de refundación del catalanismo. Un proyecto del que sólo se sabe que pretende atraer a sectores de ERC. Objetivo bien diferente al de Duran, quien tomó la delantera a Mas y explicó su propio proyecto ante un foro empresarial en el que reivindicó la centralidad de la que siempre había hecho gala la federación durante la dirección de Jordi Pujol.
Abiertos a pactar con todos
El candidato de CiU en las próximas generales dejó claro que sus preferencias en materia de pactos postelectorales no pasan por los republicanos, pues advierte que una segregación de España colocaría a Cataluña en un proceso traumático y desestabilizador. El lamento de Duran respecto a la imposibilidad de lograr la «sociovergencia» también ha levantado suspicacias en CDC.
El portavoz parlamentario de CiU, Oriol Pujol -quien se define abiertamente como independentista- precisó que en la federación «nunca nos hemos cerrado a pactar con nadie» y que «pasar de adversario a aliado depende de la coyuntura política». El número dos de CDC, Felip Puig, también reconoce que abraza la causa independentista y, al igual que Pujol, nunca ha roto puentes con ERC. Esta formación, por su parte, expresó su malestar respecto a las palabras de Duran, al que acusan de negarles «el pan y la sal» y reprochan sus críticas al referéndum de 2014 impulsado por este partido desde el Govern.
Según el portavoz de ERC, Joan Ridao, es evidente la «polifonía» existente en CiU, algo que, en su opinión, tendrá un coste electoral. PSC e ICV también interpretan el discurso de Duran como un ejemplo de la desorientación registrada en CiU. La gran incógnita es saber cómo UDC y CDC lograrán una unidad de criterio de cara a la campaña de las generales. Desde Converg_ncia se resta importancia al hecho de que, hoy por hoy, CiU no aclara cuál es el modelo territorial que defenderán. De momento, se utiliza el amplio concepto de «Estado plurinacional» que abarca las distintas sensibilidades que hay dentro de la federación. Ello, según los convergentes, no será inconveniente para pactar con PP y PSOE porque, según aseguran altos dirigentes, «si nos necesitan, lo último que preguntarán será si somos independentistas o no».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.