Deportes

Deportes

Hemeroteca > 08/08/2005 > 

Equipos con doble nacionalidad

El Real Madrid ataca al estilo brasileño. El Villarreal, el Mallorca y el Atlético consolidan una identidad argentina. Los equipos toman el cariz de sus técnicos o de sus jugadores clave. El contraste lo definen el Betis, el Español, el Málaga y el Zaragoza, que se hacen más españoles

Actualizado 08/08/2005 - 11:52:16

TEXTO TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN

MADRID. Mientras el Real Madrid se brasileñiza con un cuadro técnico de cuatro exponentes y otros tantos jugadores (Ronaldo, Roberto Carlos, Baptista y Robinho), ¿por dónde respiran el resto de los clubes de la Primera división? Hay para todos los gustos. Atlético, Villarreal y Mallorca buscan la vía de la argentinización, mientras Betis, Español, Málaga y Zaragoza son más españoles que nunca. Una manera de actuar que en el club castellonense dio fruto con la clasificación para la Liga de Campeones, al albor del estilo argentino de Riquelme, Figueroa, Gonzalo, Sorín y Arruabarrena, apoyados por dos «vecinos», el uruguayo Forlán y el preparador, el chileno Pellegrini.

Una forma de jugar que la entidad amarilla consolida con el traspaso definitivo de Riquelme -cedido la pasada temporada- y con los fichajes de sus compatriotas Barbosa y Leo Díaz, que ascienden a siete el número de futbolistas argentinos. El italiano Tacchinardi, el holandés Kronkamp y el ecuatoriano Valencia no rompen el molde.

Tanto el Real Madrid como el Villarreal persisten en una puesta en escena existente. Las principales revoluciones son los proyectos argentinos definidos por el Mallorca y el Atlético de Madrid, cuyo punto de partida encabezan Héctor Cúper y Carlos Bianchi.

Bianchi y Cúper,una idea argentina

El conjunto balear comenzó su estructura con el retorno de Cúper la pasada temporada. El entrenador contará en la próxima Liga con cinco jugadores de su país. De los nueve fichajes del presente verano, cuatro serán argentinos. Dos, Maciel y Peralta, ya trabajan a sus órdenes. Jonás Gutiérrez y Tuzzio firmarán en las próximas horas. A estos hombres se suma el centrocampista Pereyra, que llegó el año pasado.

Al mando de Bianchi, la remodelación del Atlético abarca todo el cuadro técnico y se involucra en el sistema ofensivo del equipo, el talón de Aquiles en la campaña anterior. Tres entrenadores y cuatro jugadores argentinos que dan otro brillo al color rojiblanco.

El «Virrey» trabaja junto a Carlos Veglio, su mano derecha, y Julio Santella (preparador físico), un grupo que reafirma una idea del fútbol, desde el entrenamiento a la competición. Dentro del campo, los argentinos Maxi Rodríguez y Luciano Galletti vienen a reforzar el ataque planificado por Bianchi. La plantilla ya integraba a otros dos «albicelestes», Leo Franco e Ibagaza. El portero es titular indiscutible. «El Caño» debe ganarse un sitio en la estrategia de su compatriota.

Un escenario, el argentino, que el Atlético de Madrid ha disfrutado a lo largo de su historia. Desde las dos Ligas conquistadas por Helenio Herrera (1950 y 1951), a la etapa inolvidable de los años setenta, con Juan Carlos Lorenzo(73-75), Ayala (73-80), Becerra (71-77), Ovejero (69-74), Heredia (73-77) y Rubén Cano (76-82).

Una época en la que se consumaron tres Ligas (69-70, 72-73 y 76-77), dos Copas (1972 y 1976), la Copa Intercontinental (1975) y el subcampeonato de Europa 1974, después de dos finales y el fatídico gol de Schwarzenbeck. Simeone y el doblete 95-96 ponen el broche a esta leyenda que César Luis Menotti, en 1987, no supo agrandar.

Cuatro clubes «made in Spain»

El polo opuesto son los clubes que subrayan su «españolismo», desde el banquillo hasa el césped. Los líderes de esta política deportiva son el Málaga, el Zaragoza, el Español y el Betis, dirigidos por entrenadores nacionales.

Los verdiblancos debutan en la Liga de Campeones con seis nuevas contrataciones locales. Los fichajes de Nano (Getafe), Xisco (Valencia), Miguel Ángel (Málaga), Óscar López (cedido por el Barcelona), Rivera (Levante) y Juanlu (Numancia) definen la postura de Serra Ferrer, unj hombre que prefiere jugadores conocidos por él y habituados a nuestro fútbol, en vez de novedades extranjeras que requieren adaptación.

El caso del lateral izquierdo Óscar López define esta búsqueda del producto casero. El técnico descartó a defensas extranjeros -Ferrari, Paulo César y Gilberto Martínez- para elegir al azulgrana, un hombre que en el curso anterior fue prestado al Lazio y al que Serra controlaba desde que entrenaba en el Barcelona. La compra definitiva del brasileño Edú, que jugó cedido en la campaña anterior, es el corolario de un equipo hecho a la imagen y semejanza del mallorquín.

El Español de Lotina atacará su participación en la Copa de la UEFA con las novedades de Costa (Marsella), Riera (Girondins), Ito (Betis), Jofre (Levante), Carlos García (Ejido), Hurtado (Éibar), Iraioz (Éibar) y la adquisición del medio argentino Zabaleta.

El Málaga de Tapia intentará confirmarse en Primera a los pies de Salva (Valencia), Pablo Couñago (Ipswich), Nacho (Levante), Hidalgo (Tenerife) y el «Chengue» Morales (Osasuna), que juega en nuestra Liga desde 2002.

El Zaragoza de Víctor Muñoz tiene otra meta, volver a las copas europeas, y la desea abrazar de la mano de Sergio García (Barcelona), César (Real Madrid), Corona (Ejido), el brasileño Ewerthon (B. Dortmund), Valbuena (Albacete), Espadas (Almería) y el chaval Miguel, del filial.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.