Galicia

null

Hemeroteca > 08/05/2004 > 

El feísmo urbanístico y las listas de espera coparon las denuncias al Valedor en 2003

Actualizado 08/05/2004 - 02:18:54

SANTIAGO.Las cuestiones relacionadas con el feísmo urbanístico y las listas de espera sanitarias representan casi la cuarta parte de las 1.307 quejas tramitadas durante el año 2003 ante el Valedor do Pobo, frente a las 1.635 recibidas en el ejercicio anterior. En el documento sobre la actividad del organismo presentado ayer ante el Parlamento de Galicia, también destaca un informe específico sobre urbanismo y medio rural y otro sobre la nueva Ley del ruido.

El propio Valedor do Pobo, José Vázquez Sandes, constató que las reclamaciones urbanísticas presentadas por los ciudadanos se han incrementado desde la entrada en vigor de la Lei do Solo, hace más de un año. Las quejas en este ámbito fueron 121, un 11,16 por ciento del total, mientras que en materia sanitaria fueron 120, un 11,07 por ciento.

Lei do Solo

Vázquez Sandes señaló que esta quejas «se trataron de paliar» con los decretos posteriores a la Lei do Solo, pero que aún así hubo gente con terrenos para construir que se encontró con que «la superficie no alcanzaba y perdió su dinero y la posibilidad de tener una vivenda donde querían».

La mayor parte de las quejas urbanísticas «tratan sobre el feísmo, eso que se va construyendo como a cada quien le da la gana y no tiene que ser», explicó Vázquez Sandes, ya que además de alterar el medio, influye en la prestación de servicios como el alumbrado, el alcantarillado y la traída de agua.

La importancia de este problema justifica que el Informe do Valedor do Pobo vaya acompañado de un trabajo específico sobre urbanismo y medio rural, en el que se constata la especial incidencia del denominado feísmo urbanístico en las zonas rurales gallegas y la necesidad de establecer una regulación estricta al respecto.

En cuanto al cumplimiento por parte de las distintas administraciones de las recomendaciones realizadas por el Valedor do Pobo, Vázquez Sandes manifestó que «en general, pienso que bien», sólo en algunos casos, cuando no se contesta a estas resoluciones, se hace una declaración de hostilidad y entorpecimiento, de las que dijo que «eran las menos».

Del total de quejas presentadas, sólo 107 en La Coruña se referían específicamente a los concellos, 27 en Lugo, 33 en Orense y 94 en Pontevedra, mientras que el resto implicaban a otras Administraciones. La Diputación provincial coruñesa recibió 10 quejas, 4 la de Lugo y 2 la de Pontevedra.

Vázquez Sandes resumió las principales quejas sobre las administraciones locales en las referidas a la atención a los grupos de la oposición, la demora en la asistencia médica o el pago de las expropiaciones. Sobre las quejas de oficio, que emprende este organismo por iniciativa propia, señaló las «referidas a la enseñanza y a los ruidos», además de algunas relativas a la falta de guarderías en A Terra Chá, Lugo.

Durante el año 2003, en las quejas presentadas al Valedor aún «coleó el tema del Prestige» aunque muchas de estas reclamaciones tuvieron que ser derivadas al Defensor del Pueblo a nivel nacional, por no ser competencia de su homólogo gallego.

Si nos atenemos a las cifras por provincias, La Coruña lidera el ránking con un total de 762 quejas tramitadas durante el año pasado por el Valedor do Pobo. Esta cantidad, que representa el 60,1 por ciento del total gallego, fue justificada por Vázquez Sande en función de la mayor población población coruñesa e incluso por la existencia de varias grandes ciudades.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.