Nacional

null

Hemeroteca > 08/03/2010 > 

Justo Gallego «Ya nadie podría echar abajo mi catedral»

El hombre que ha levantado con sus manos una catedral en Mejorada del CampoBlanca TorquemadaAntonio AstorgaVirginia Ródenas-Cúpulas, columnatas, una inmensa cripta... Todo esto impone.-Son ocho mil

Actualizado 08/03/2010 - 02:48:49
MIGUEL BERROCAL
MIGUEL BERROCAL
El hombre que ha levantado con sus manos una catedral en Mejorada del Campo
Blanca Torquemada
Antonio Astorga
Virginia Ródenas
-Cúpulas, columnatas, una inmensa cripta... Todo esto impone.
-Son ocho mil metros cuadrados.
-¿Es su catedral como usted la soñó, hace casi cincuenta años?
-Sí. He ido haciendo en ella lo que me gustaba. Me he inspirado en la cúpula de San Francisco el Grande, en los castillos, con sus aleros y almenas, en el edificio que está entre Alcalá y Gran Vía... Y en cada cosa hermosa que he visto. Todo lo he plasmado.
-No hubo dibujos ni esbozos previos.
-Nada. Estaba en mi mente. Con su planta de cruz latina y muchas arcadas y ventanales. Esto es filigrana, para que entre la luz. ¿Quién quiere oscuridad sepultada entre muros?
-¿Dónde comenzó todo?
-Ahí fue donde empecé a trabajar. (Justo señala desde la parte superior del claustro una zona baja del recinto donde hay una especie de hornacina gigante). En Navidad servirá para un belén viviente.
-Al menos tendría conocimientos de albañilería cuando se lanzó a esta aventura.
-Ninguno. Soy labrador.
-El terreno es suyo.
-Lo heredé de mi familia.
-¿Y cuando usted falte?
-Cuando me muera pasará al Obispado. Acabo de hablar con el vicario. Me dice que tengo que presentar el proyecto.
-Pero no hay proyecto.
-Ya hay una persona dispuesta a hacerlo, que quiere solucionar el asunto con el Colegio de Arquitectos.
-Es que el suyo es un empeño hermoso... pero quizá ilegal. Carece de permisos municipales.
-Yo he hecho todo bien. Cuando empecé, lo consulté y esto era ya terreno urbano.
-¿Teme que se lo echen abajo?
-Ya no. Si es lo mejor que tiene el pueblo... (Zumba sobre nuestras cabezas un avión a punto de aterrizar en Barajas).
-¿Aún trabaja aquí de sol a sol?
-Vengo sobre las seis de la mañana, y me marcho a las seis de la tarde.
-Tiene ayuda.
-Somos tres. Ahora casi todo lo hace Ángel, que trabaja conmigo desde hace tiempo. Yo le voy diciendo cómo lo quiero.
-¿Cuánto dinero y tiempo faltan para culminar este monumento al tesón?
-Con quinientos millones (Justo habla en pesetas) en tres años estaría terminada. Aquí hay poco gasto, casi todo son materiales reciclados. Ahora una empresa alemana dice que quiere forrar de cristal la gran cúpula. Veremos...
-El anuncio de Aquarius de hace unos años le dio fama mundial. ¿Le ha sido útil?
-Hombre, vino bien. Aunque sólo dieron seis millones (Vuelve a hablar en pesetas). Es un poco como lo de los periodistas...
-¿Cómo?
-Vienen y dicen que hacen un favor con las entrevistas. Mejor sería que dejaran algún donativo.
-Hace poco le propusieron un viaje a Nueva York.
-Me invitó una secretaria del Ministerio porque había una exposición sobre mi catedral en el MoMA. Yo no fui. Jamás volveré a subir en un avión. ¡Eso es un suicidio! Hace más de diez años los de la RAI me llevaron a Italia y quería volver andando. ¡Hay que estar completamente en oración cuando vas en un bicharraco de esos!
-¿De dónde brotó su fe?
-De mi madre heredé la devoción por la Virgen del Pilar.Fui monje en Santa María de Huerta, pero enfermé de tuberculosis y tuve que volver al pueblo. Entonces pensé mi catedral.
-¿Qué le dijeron los vecinos?
-Que estaba loco. (Otro avión rasga el cielo de Mejorada). Y ahora todo el que viene se queda maravillado.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.