Internacional

null

Hemeroteca > 08/03/2001 > 

La inminente disolución de las Cámaras dispara la campaña electoral italiana

Fuertes vientos de nerviosismo y de euforia dominaron ayer la escena política italiana en vista de la inminente disolución de las Cámaras que dará paso, por fin, a la verdadera campaña electoral. Hoy será el último día de una legislatura dominada por el centro izquierda que ha logrado completar cinco años de vida a base de crear tres gobiernos de coalición.

Actualizado 08/03/2001 - 00:45:21
Silvio Berlusconi, el favorito en un duelo mano a mano contra el ex alcalde de Roma, Francesco Rutelli, estaba ayer eufórico y dio rienda a suelta a su megalomanía en un encuentro con periodistas. «No hay nadie en la escena mundial —dijo— que pueda siquiera medirse conmigo. Ninguno de los protagonistas de la política tiene mi pasado. Cuando me siento junto a éste o aquel otro primer ministro o junto a un jefe de Estado, son ellos quienes tienen que demostrar que son mejores que yo».
Enfervorizado, el jefe de Forza Italia continuó afirmando que «mi valía está fuera de discusión. Mi talla humana, mi historia es un sueño para los demás. Incluso quienes guían partidos no los han fundado. No tienen la historia personal que yo tengo». Berlusconi afirmó que las recientes críticas de varios diarios europeos y del ministro de Asuntos Exteriores belga, Louis Michel, responden a maniobras «de nuestros adversarios, que aprovechan su amistad con determinados políticos para lograr argumentos de campaña electoral».
RUTELLI SE ACERCA
Mientras el líder del Polo daba rienda suelta a su entusiasmo, su rival del Olivo, Francesco Rutelli, intervenía con mucha más modestia para anunciar que «el próximo 24 y 25 de marzo pondremos a la venta en las plazas de Italia medio millón de plantas para financiar la campaña. Invito a todos a echarnos una mano». Aunque Rutelli es un candidato mucho más ligero que Berlusconi, el ex alcalde de Roma ha logrado reducir a media docena los más de veinte puntos de ventaja que el jefe de la oposición disfrutaba hace tan sólo dos meses.
La jornada de hoy incluirá el último y definitivo voto del Senado al paquete de «federalismo», que transfiere a las regiones algunas competencias del Gobierno central sin llegar a un sistema autonómico como el de España. Aunque Berlusconi y sus aliados votarán en contra, no podrán evitar que prevalezca la mayoría que disfruta el centro izquierda en las Cámaras cesantes. Como protesta, los senadores del centro derecha han comenzado a recoger firmas para convocar un referéndum popular que anule lo que llaman «el falso federalismo de la izquierda».
Antes de firmar la disolución de las Cámaras, el presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi, debe escuchar a los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, quienes esperan ser convocados al Quirinal esta tarde o mañana. Fijar la fecha de las elecciones generales corresponde, en cambio, al Gobierno y aunque el Ejecutivo ha jugado con la posibilidad de convocar la consulta para el domingo 6 de mayo, Berlusconi insiste en el 13 de ese mes y parece estar seguro de que le harán caso.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.