Nacional

null

Hemeroteca > 08/01/2009 > 

Karin Silveyra: «Es el año de los Géminis, Acuario y Libra con talento para la suerte»

-Dígame al oído la combinación ganadora de la Bonoloto y la pondré como una reina.-La astrología no sirve para la adivinación de nada, sino para detectar el potencial psicológico de cada cual con sus

Actualizado 08/01/2009 - 06:30:21
-Dígame al oído la combinación ganadora de la Bonoloto y la pondré como una reina.
-La astrología no sirve para la adivinación de nada, sino para detectar el potencial psicológico de cada cual con sus ciclos y «modulaciones». Cosmos quiere decir «orden y buen compás».
-¿Y de qué le sirve la astrología?
-El futuro no se conoce, sino que se programa y se hace, consciente o inconscientemente. Lo determinan nuestra actitud predominante y la autoimagen. Pero resulta práctico saber si lloverá y si la carretera está llena de baches o no. Conocer nuestras estrellas siempre resulta útil e interesante. Muy en especial para detectar tiempos de crisis y de cambio, de ventura personal y/o profesional.
-¿Vio que se cernía sobre nosotros la crisis económica? Claro, ahora dirá que sí. Pues más difícil: ¿qué nos va a pasar?
-Se sabía que el planeta Plutón traía reestructuración material; pero no que los financieros actuarían en total eclipse de cordura y responsabilidad. El futuro depende de nuestra comprensión y ajuste a la ley universal de causa y efecto.
-He oído que a falta de pan las consultas de los brujos están llenas.
-La gente busca orientación económica, afectiva, religiosa, existencial, sin saber dónde; pero los brujos nada tienen que ver con la astrología moderna.
-¿Cuál será el signo afortunado en 2009?
-El afortunado es el personaje, no sus astros. Si alguien pasa un tiempo favorable y no sabe utilizarlo, de nada le sirve. Buena carretera... y ¿el conductor cómo es? Júpiter (felicidad, éxito) beneficia este 2009 a Acuario, Géminis y Libra siempre que posean el «talento para la suerte».
-¿Se puede cambiar el destino?
-Cambiando la actitud predominante.
-Dicen que el trígono de la Luna con Venus en la carta astral del Gobierno de ZP significa el triunfo de las mujeres. No sé, no sé, viendo a Magdalena Álvarez, a Aído...
-Lo del trígono son especulaciones vacías; sólo sirven para marear la perdiz.
-Ambas son de Acuario, ¿harán agua?
-Muchos acuarios viven en la torre de cristal ajenos a lo que ocurre en la Tierra.

-La «vice» tenía que ser Géminis...
-Géminis es un signo cerebral, inteligente, cosmopolita, polifacético, flexible, capaz de abarcar un espectro gigantesco de asuntos. Y si es emprendedora y eficiente, será un personaje difícil de superar.
-Pedro Solbes es Virgo, ¿mal asunto?
-Será tarea difícil y pesada conducir las naves a puerto seguro, pudiendo, en ocasiones, requerir un esfuerzo titánico.
-Y Rajoy es Aries. ¿Cómo pinta?
-Para evaluar y valorar a las personas, no basta conocer su signo. Aries es energía en acción, dinamismo, vitalidad, iniciativa, ímpetu, coraje. Siendo la política una esgrima de palabras, Aries suele impacientarse a la hora de decir la verdad. Pero, en rigor, «la verdad» no existe, sólo hay «verdades o razones».
-Muchos la acusarán de falsaria.
-Probablemente se trate de un temor justificado, dado que casi siempre uno se expone al riesgo de ser perjudicado en vez de orientado constructivamente.
-Diga algo que dé suerte y corro a por ello.
-Ese «algo» es pensar y sentir en positivo, sin reparar en el eventual estado deplorable personal ni del entorno. Se trata de abrazar el nuevo pensamiento que se centra en el progreso, alimentando la alegría, el optimismo, practicando el espíritu de empresa, creando y atrayendo nuevas circunstancias favorables, felices.
-¿Y un amuleto para la felicidad? (Y no me engañe, que no soy tonta).
-Saber que el mal humor y el estrés matan las células grises; que la inactividad, el autoengaño -la definición más corta de neurosis-, la envidia y la «carrera de ratas» literalmente nos envenenan. La felicidad no se compra, hay que crearla con entusiasmo mediante el «flow», un estado placentero que se logra si la tarea a la que nos dedicamos no está ni por debajo ni por encima de nuestras facultades. La clave de la felicidad reside en ser amo de nuestro destino, dueño de nuestra vida. Lo más letal: la indefensión.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.