Valencia

null

Hemeroteca > 07/11/2005 > 

La entrada de Rumanía en la UE deja

Una comisión del Ayuntamiento, encabezada por el alcalde, visitó las principales ciudades de donde proceden los rumanos que viven en Castellón

Actualizado 07/11/2005 - 03:22:38

LORENA PARDO

CASTELLÓN. El padrón de Castellón ha pasado en apenas 5 años de casi 164.000 a cerca de 180.000 habitantes, lo que supondría mayor representación en el ayuntamiento de la capital de La Plana. Esta circunstancia unida a la posibilidad de que la población procedente de Rumania consiguiera la ciudadanía europea en 2007, sería decisivo el voto de los nuevos ciudadanos en los próximos comicios municipales, donde el Ayuntamiento pasaría de 26 a 29 concejales.

La pequeña Rumanía

Y es que Castellón se ha convertido en apenas cinco años en la pequeña Rumania española. A finales de 2004 la comunidad rumana en Castellón estaba formada por 30.000 personas, lo que implica que en la provincia de Castellón se concentra el 63 por ciento de los rumanos con permiso de residencia de toda la Comunidad Valenciana y el 10 por ciento en el cómputo nacional.

La subdelegación del gobierno ofrecía esta pasada semana las cifras de contratos desde que se iniciara el proceso de regularización de inmigrantes «los extranjeros afiliados a la Seguridad Social en la provincia de Castellón ascienden a 32.672, lo que representa un incremento del 88 por ciento desde abril de 2004».

En este sentido, entre enero de 2004 y octubre de 2005 un total de 24.100 extranjeros regularizaron su situación lo que se refleja en los contratos laborales, especialmente los contratos a la población rumana que representa el 38% de los contratos firmados, mientras que la población marroquí copa el 18% de los mismos, la colombiana el 8% y la ecuatoriana el 6%. De enero a octubre de 2005 en la seguridad social ha expedido 13.800 contratos legales a inmigrantes rumanos

Castellón capital cuenta con más de 14.000 rumanos empadronados en el censo municipal, esta circunstancia supone que, en el caso de que Rumania entrara en 2007 en la Unión Europea, esta población tendría el poder de decisión de tres concejales en el ayuntamiento de la capital de La Plana.

Esta cuestión no escapa a los ojos de los partidos políticos que calientan ya motores electorales.Así, hace escasos quince días, una comisión del Ayuntamiento de Castellón, encabezada por el alcalde, Alberto Fabra, y otros miembros del equipo de gobierno, visitaron 4 ciudades de Rumania, entre ellas Tergoviste, de donde procede el 70 por ciento de los rumanos que vive en Castellón.

Hermanamiento, oficinas y calles

Tras este periplo de encuentros con los dirigentes políticos rumanos, el alcalde de Castellón no ha descartado la posibilidad de realizar un hermanamiento con esta ciudad y, otorgar incluso un nombre rumano a una calle de Castellón. Alberto Fabra compareció en rueda de prensa con la coordinadora de las asociaciones rumanas de Castellón, Diana Dobre, ante la que se comprometió a crear una oficina municipal de atención al inmigrante, editar una guía de servicios de la ciudad dirigida a este colectivo rumano que abarca el 80% de la población inmigrante y mediar con la universidad para comenzar una política de convalidación de créditos universitarios.

El viaje llegaba en un momento clave después de que el ayuntamiento de Castellón hubiera promovido el envío de más de 15 toneladas de alimentos, ropa y medicinas para la ayuda a los damnificados por las inundaciones.

También la oposición

El subdelegado del gobierno en Castellón tampoco se queda atrás a la hora de poner su mirada en un colectivo que podría ser decisivo. Así las cosas, no faltaron compromisos y promesas del subdelegado al secretario de estado para las comunidades rumanas en el extranjero, Mihai Gheorghiu, de visita en la ciudad, ante quiense comprometió a facilitar las relaciones comerciales y también las inversiones empresariales entre ambos países. Juan María Calles explicó que ya se han sentado las bases para crear una oficina técnica para abordar en los próximos meses una agenda de trabajo dentro de los planes de integración del Gobierno, para los que se han destinado, recordó, un presupuesto de 127 millones de euros. Entre sus compromisos, Calles también manifestó la voluntad del gobierno a facilitar los trámites burocráticos como es el caso de los permisos de conducir.

Por otra parte, la circular interna del presidente provincial del PP, Carlos Fabra, a los presidentes locales populares, ha levantado una nueva polémica en Castellón que tiene como punto de mira el colectivo rumano.La misiva, con fecha de 13 de septiembre, solicitaba el censo de inmigrantes de todos los municipios dada la importancia que tiene el fenómeno de la inmigración en las próximas elecciones municipales. En este sentido, Juan María Calles, anunciaba su intención de abrir un expediente informativo para comprobar si el presidente del PP ha vulnerado la Ley Electoral ya que la norma establece en su artículo 41, que está prohibida cualquier información particularizada sobre datos personales contenidos en el censo electoral, excepto que se soliciten por conducto judicial.

Por su parte el secretario de Comunicación del PP y alcalde de Burriana, Alfonso Ferrada, también ha salido al paso de estas críticas mientras que reiteraba que se pedían datos de número de inmigrantes de todas las nacionalidades y en ningún caso datos personales de los mismos.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.