Nacional

null

Hemeroteca > 07/10/2002 > 

Hormaechea vuelve al banquillo por los delitos que lo apartaron de la política

Fue condenado en 1994, junto a tres de sus consejeros, a seis años de cárcel y 14 de inhabilitación por malversación de caudales públicos y prevaricación

Actualizado 07/10/2002 - 23:58:32
Juan Hormaechea tras ser suspendido del derecho de sufragio. EFE
Juan Hormaechea tras ser suspendido del derecho de sufragio. EFE
. El ex presidente cántabro Juan Hormaecheavolverá a sentarse mañana en el banquillo de los acusados, esta vez solo. ElTribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) le juzgará por los delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación, que lo apartaron de la vida política hace siete años y por los que fue condenado en 1994 a seis años de cárcel y 14 de inhabilitación.
El Tribunal Constitucional anuló la condena en 1999 al estimar que uno de los magistrados había puesto en entredicho su imparcialidad en unas declaraciones a la prensa poco antes de comenzar la vista oral.El entonces presidente del TSJC, Claudio Movilla, ya fallecido, había respondido a las descalificaciones dirigidas durante semanas por Juan Hormaechea contra él mismo y contra su esposa diciendo: «Revelan una catadura moral que yo no desearía para el presidente de una Comunidad Autónoma».
Todo el Gobierno estuvo encausado
Tras el fallo del Constitucional, el TSJC repite el juicio al hombre que presidió el Gobierno de Cantabria desde 1987 hasta 1995, primero con el PP y luego con su propio partido, la UPCA.Hormaechea y todos los consejeros de su primer Gobierno (1987-1990) fueron juzgados en 1994 por diferentes cargos de prevaricación y malversación de fondos públicos, derivados de las irregularidades descubiertas por la Comisión de Investigación de la Asamblea Regional que fiscalizó su gestión.
El 24 de octubre de 1994, después de un largo juicio en el que Hormaechea cambió tres veces de abogado y acabó defendiéndose a sí mismo, el TSJC dictó una sentencia que condenaba al entonces presidente de Cantabria y tres de sus consejeros y exoneraba de responsabilidad a los otros seis acusados.
En aquel momento, la Unión por el Progreso de Cantabria (UPCA), el partido fundado por Hormaechea, gobernaba la comunidad autónoma y tenía 15 de los 39 diputados de la Asamblea Regional. La UPCA no tiene hoy representación en el Parlamento, sólo gobierna dos pequeños municipios y no convoca actos públicos desde hace años, informa Efe.
La sentencia de 1994, confirmada al año siguiente por el Tribunal Supremo, impuso seis años de cárcel y 14 de inhabilitación a Hormaechea por un delito de malversación y otro de prevaricación, así como siete años de inhabilitación por distintos cargos de prevaricación a los consejeros Roberto Bedoya, David Puebla y José Parra. El Tribunal consideró probada su participación en hechos como adjudicar la fabricación de los carteles que anunciaban las obras de la comunidad a la empresa de un amigo de Hormaechea, sin publicidad, justificación ni consulta previa a otros empresarios; y por encargar con idénticas irregularidades un estudio sobre la situación socioeconómica de los ayuntamientos.
La pena de seis años de cárcel se debió a una malversación de 2.959.132 pesetas por anuncios remitidos a la prensa y las radios en 1989. En los mismos, con dinero público, Hormaechea «atacaba, denigraba e insultaba» a sus rivales políticos, según la sentencia del TSJC.No ingresó en la cárcel, gracias a un indulto que le conmutó cinco de los seis años de cárcel de condena. En 1998 fue sentenciado a otros ocho años de inhabilitación por prevaricación.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.