Espectáculos

null

Hemeroteca > 07/09/2009 > 

Centenario del nacimiento de Elia Kazan, el genio que dividió a Hollywood

Repudiado y admirado a partes iguales, el cineasta Elia Kazan habría cumplido hoy cien años, una vida truncada en 2003 cuyo reconocido legado artístico quedó enturbiado por su papel de delator

Actualizado 07/09/2009 - 11:54:44
El director levanta el Oscar honorífico con el que fue distinguido en 1999 / AFP
El director levanta el Oscar honorífico con el que fue distinguido en 1999 / AFP
Repudiado y admirado a partes iguales, el cineasta Elia Kazan habría cumplido hoy cien años, una vida truncada en 2003 cuyo reconocido legado artístico quedó enturbiado por su papel de delator anticomunista en Hollywood.
Kazan dejó para el recuerdo títulos como «La barrera invisible» (1947), «Un tranvía llamado deseo» (1951), «La ley del silencio» (1954) o «Al este del Edén» (1955) y fue considerado el padre del cine moderno estadounidense.
Nacido en Estambul, Turquía, el 7 de septiembre de 1909, este director de apellido real Kazanjoglous vino al mundo en el seno de una familia de origen griego sin demasiados recursos económicos.
Tras un breve paso por Berlín, pasó su infancia en Nueva York donde su padre hizo fortuna como vendedor de alfombras hasta que la crisis de 1929 puso fin al rápido enriquecimiento.
Kazan ingresó en la Universidad de Yale en 1930 para estudiar arte dramático y dio sus primeros pasos en el teatro con la obra «El segundo hombre» (1931), de Samuel N. Behrman, para debutar como actor en el escenario en «Chrysalis» (1932), que tenía a Margaret O'Sullivan y Humphrey Bogart como protagonistas.
Llegó al cine a mediados de los años 30, aunque no abandonaría el teatro, si bien tuvo que esperar hasta entrados los 40 para que su nombre empezase a resonar en los círculos de Hollywood.
Su primer largometraje fue «A Tree Grows in Brooklyn» (1945), al que siguieron «Boomerang» (1947), «The sea of grass» (1947) y «La barrera invisible» (1947), por la que obtuvo su primer Oscar de dirección.
Fue, sin embargo, la década de los 50 la que marcaría el destino de Kazan. Sus mayores éxitos en la gran pantalla coincidirían con su momento personal más polémico. Repudiado por sus compañerosEn 1952, conminado a declarar ante el Comité de Investigación de Actividades Antiamericanas, reconoció haber sido militante comunista de 1934 a 1936, pero se negó a dar nombres. Algo que acabaría haciendo posteriormente y de forma voluntaria.
Kazan delató a muchos de sus compañeros en la llamada «caza de brujas», lo que le valdría el calificativo de «traidor» y la repulsa de por vida de una buena parte del sector.
Los tumultos políticos, lejos de hundirle, coincidirían con tres de sus obras de referencia «Un tranvía llamado deseo» (1951), «La ley del silencio» (1954), por la que conseguiría su segundo Oscar, y «Al este del Edén» (1955).
«Wild River» (1960) y «America, America» (1963) pondrían fin a su época más brillante, si bien realizaría tres filmes más que pasaron por las carteleras con más pena que gloria.
La división sobre su figura en Hollywood quedó muy patente en la entrega de los Oscar de 1999, cuando la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de EE.UU le concedió la estatuilla honorífica por toda su carrera. El premio fue muy discutido y actores como Dustin Hoffman, Ed Harris o Nick Nolte demostraron su descontento por el homenaje a un delator.
La mitad de los asistentes a la gala de aquel año se negaron a ponerse de pie para ovacionar a Kazan, algunos ni siquiera aplaudieron, aunque al cineasta tampoco le faltaron apoyos, como Meryl Streep o Jim Carrey.
Entre los principales defensores de Kazan estuvieron Robert de Niro y Martin Scorsese, encargados de entregar el galardón al veterano director y alabar su contribución a la meca del cine.
Scorsese aseguró años más tarde que era «casi imposible» explicar cómo le había influenciado la obra de Kazan. «Representó el principio de lo que podríamos llamar el estilo moderno a la hora de hacer películas en EE.UU» por su aproximación psicológica y el ritmo narrativo, aseguró este laureado director que afirmó «sentirse en deuda» con él.
Elia Kazan, casado en tres ocasiones y padre de cuatro hijos, falleció por causas naturales en Nueva York en 2003 cuanto tenía 94 años.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.