Deportes

Deportes

Hemeroteca > 07/09/2004 > 

Un equipo bicéfalo

Actualizado 07/09/2004 - 08:41:12
SORIA. La futura ordenación del ciclismo en torno a una liga mundial en la próxima temporada, un calendario cerrado de pruebas y equipos, una especie de Fórmula 1 de las bicis, ha dado forma a unas cuantas realidades difusas en el curso actual. Una de ellas se plasma a diario en la Vuelta a España. Un patrocinador que entrega dinero a dos equipos distintos. Dos rivales con el mismo fondo salarial. Dos formaciones en una. Sucede con la empresa belga de suplementos vitamínicos y lociones corporales Omega Pharma, cuyo propietario, Marc Coecke, es un fanático del ciclismo y de Eddy Merckx. Una de sus filiales, Davitamon, es la segunda firma en la camiseta del Quick Step belga. La otra Bodysol, es el copatrocinador del Relax .
Las gentes del ciclismo van y vienen, suben y bajan en ciclos indeterminados que generalmente determinan los directivos de marketing de las empresas. Si hay dinero del patrocinio, hay trabajo. Así de simple. Jesús Suárez Cueva, aquel velocista asturiano que adquirió cierta notoriedad en los años ochenta con el Chocolates Zahor, ejerce como director deportivo.
Ese cargo pulcro, brillante, no es nada sin una firma que busque publicidad y ponga el dinero. Suárez Cueva, ex segundo director del Mapei y del Fuenlabrada, buscaba un sitio en el circo el año pasado como relaciones públicas de Davitamon, pero el destino le tenía preparado otro sendero.
Dos equipos distintos
Hay ex corredores que se mezclan con su mundillo como conductores de los coches oficiales de la Vuelta. Pasean invitados, van de acá para allá y están a las órdenes de Unipublic. García Casas, Rodríguez Magro, Abraham Olano... Daba la impresión de que Suárez Cueva giraría por ese camino, pero el asturiano tiene un amigo, Patrick Lefevre, el gran jefe del antiguo Mapei y jerarca ahora de su sucesor, el Quick Step. A través de Lefevre se gestó el monstruo de dos cabezas, la matriz Quick Step por un lado y la sucursal Relax por el otro.
Suárez Cueva protesta, como es de rigor, ante la insinuación de dos equipos en uno. «En absoluto existe una colaboración expresa. Somos dos equipos distintos, que tenemos como segundo patrocinador a la misma firma. Pero cada uno hace su carrera. Y si no recuerdas mal, en el Tour de Flandes fue el propio Musseuw (Quick Step) el que saltó a por Florencio (Relax)».
Mejor infraestructura
No falta quien asegura que la colaboración estratégica va más allá, que la sinergia de grupo se nota en pequeños detalles. Suárez Cueva dice que la entrada de los belgas en el equipo que siempre habían controlado los hermanos Pérez, Maximino y José María, ha aportado modernidad: «La infraestructura es mejor, no cabe duda. Tenemos autobuses y más medios para trabajar. Somos más europeos. Ayer estuvimos compitiendo en tres frentes diferentes, la Vuelta a Inglaterra, el Tour del Porvenir y la Vuelta a España».
En el trasfondo de la cuestión viaja la idea de Lefevre, que es la misma en casi todos los directores potentes: conocer la pasta de la cantera, si son veraces o no los resultados. «Lefevre tenía un equipo de tercera división en Bélgica y así controlaba a los chavales. En los tiempos que corren nunca sabes lo que te puedes encontrar», explica Suárez Cueva. 2004 ha sido el primer paso. Omega Pharma, un nombre pelín siniestro para este deporte, ya ha conseguido una licencia UCI ProTour como nuevo equipo de primer nivel.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.