Deportes

Deportes

Hemeroteca > 07/09/2002 > 

El extremo reconvertido

Iñaki Sáez, el actual seleccionador nacional, comenzó su carrera deportiva jugando de extremo derecho hasta que el mítico Piru Gaínza, entonces entrenador del Athletic de Bilbao, le transformó en defensa

Actualizado 07/09/2002 - 23:54:11
Sáez  dirige un entrenamiento de la selección
Sáez dirige un entrenamiento de la selección
Desde que se anudó por primera vez los cordones de las botas en el modesto San Vicente (1958), Iñaki Sáez, un imberbe de quince años, fue un futbolista que destacó por su velocidad con el balón en los pies, por su astucia para deshacerse del contrario, por su precisión en los centros con la pierna derecha... Su progresión le llevó al Barakaldo (Segunda división, temporada 62-63) hasta que un año más tarde se incorporó al Athletic de Bilbao.
Sáez, «Jaburu» para sus colegas, se formó corriendo largas tardes la banda derecha de San Mamés hasta que el mítico «Piru» Gaínza, entonces entrenador del equipo bilbaíno, en 1966, decidió reconvertirle en un aseado lateral derecho. «Fue el año en que llegué al primer equipo del Ahtletic. Gaínza le dio los galones de defensa. Como estaba más acostumbrado a recibir patadas que a darlas por su condición de extremo, era un lateral aseado y con una naturalidad dentro del campo que pocos tenían. Era muy rápido y siempre que podía se incorporaba al ataque. Así le define su colega Txetxu Rojo.
Su trabajo no pasó desapercibido ni para los contrarios. El extremo izquierdo Paco Gento mantuvo desafíos interesantísimos con el «león». «Los duelos eran vibrantes. Marcaba al estilo de Garay. Era muy elegante en su juego y un buen jugador porque guardaba bien su zona. Antes los jugadores que actuaban en tareas defensivas no pasaban del medio campo, pero él se animaba de vez en cuando. Era buen marcador, pero yo siempre me escapaba. Era humilde y no daba una mala patada».
Debut en Wembley
Su excelente labor tampoco pasó desapercibida para el entonces seleccionador nacional, Domingo Balmanya, y le convocó nada menos que para jugar contra la Inglaterra de Bobby Charlton en Wembley (3-4-68) -fue internacional en dos ocasiones más-. «Le tuve que prestar mis botas porque decía que estaban más ahormadas que las suyas», recuerda Rojo.
En aquel partido del debut se perdió por 1-0 y Sáez lo pasó fatal por culpa de los nervios. En una de las acciones ofensivas, en el campo inglés sintió que le flojeaban las piernas y tardó un mundo en regresar a su posición. Silenció esta carencia y decidió no abandonar la defensa en todo el partido.
«Los periódicos valoraron su actuación con buena nota porque hizo un buen partido. Se entregaba al máximo y peleaba hasta la extenuación. Era un hombre de equipo muy aguerrido», asevera José Martínez, «Pirri», que también jugó en Londres. En su corta etapa como futbolista internacional tuvo como compañero al madridista Manolo Velázquez, quien veía en Sáez a un «jugador con un estilo más ofensivo que defensivo. Tenía mucha clase y se asemejaba a lo que hoy son los carrileros».
Esta vocación ofensiva la mantuvo cuando se convirtió en técnico. Se hizo con el título en 1976, siendo el número uno de la promoción. Trabajó en las categorías inferiores del Athletic, con alguna incursión en el primer equipo. En 1992 abandonó su casa para arribar a Las Palmas. Fue primero entrenador y después secretario técnico.
Impulsor del vivero canario
A su lado trabajó Paco Castellanos. «Coincidimos en la selección y cuando vino a Las Palmas se acordó de mí. En su etapa como técnico compartí banquillo y cuando le ascendieron me dio la dirección del equipo al destituir a Boronat. Compartí con él cuatro intensos años. Ve el fútbol muy bien. Ha visto el fútbol y siempre ha estado rodeado de fútbol. Le gusta trabajar con gente joven y en sus planteamientos es muy ofensivo, aunque le achaquen lo contrario. Es dialogante y le gusta hacer grupo. Lo lee todo, lo positivo y lo negativo. Para mí es como un hermano. Aquí hizo una labor extraordinaria y fue el impulsor de jugadores como Valerón o Manuel Pablo».
Sáez ha levantado como técnico títulos mundiales y continentales y de los jugadores que ha tenido a su cargo recibe parabienes destacando una persona humana y bondadosa.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.