Sábados

null

Hemeroteca > 07/07/2007 > 

Cirugía. Al cerebro por la nariz

Acceder a la cavidad craneal a través de la narizcon técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas es ya una realidad que se ha ido perfeccionando desde que a principios de los 90 el Departamento de

Actualizado 07/07/2007 - 10:39:49
Acceder a la cavidad craneal a través de la narizcon técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas es ya una realidad que se ha ido perfeccionando desde que a principios de los 90 el Departamento de Neurocirugía de la Universidad de Pittsburgh, en Pensilvania, incorporara la tecnología endoscópica -ya habitual en tratamientos ginecológicos, abdominales o cardiológicos- al campo de la Neurocirugía. En los últimos ocho años este equipo que lidera el doctor Kassam ha intervenido alrededor de setecientos pacientes. Este innovador procedimiento permite extirpar tumores malignos y benignos de la nariz, la base del cráneo o la cavidad craneal.
El abordaje endoscópico no requiere craneotomía, movimiento de huesos ni grandes incisiones, con lo que el posoperatorio es menos doloroso, la estancia hospitalaria más corta -una media de dos días, salvo que requiera rehabilitación cerebral- y la recuperación es más rápida -cuatro semanas para volver a la rutina habitual-. Para el cirujano la ventaja es una mejor visualización de la zona a intervenir. Por contra, requiere una mayor especialización y la intervención de un equipo multidisciplinar, señala el doctor Carrau, cirujano de Cabeza y Cuello de Pittsburgh.
El hospital La Paz, de Madrid, ha sido pionero en nuestro país en adoptar la nueva metodología y ha intervenido con éxito en el último año a 47 pacientes de tumores complejos de la base del cráneo, fundamentalmente meningioma -un tumor benigno de las meninges-, cordoma -tumor craneal maligno- y adenomas de hipófisis -que afectan a la glándula pituitaria-.Javier Heredero, Jefe de Neurocirugía de La Paz, explica que el grupo de Pittsburgh distingue cinco niveles de complejidad en estas intervenciones. «Nosotros hemos llegado ya al tercero, y este año queremos empezar con el cuarto, que supone intervenciones intradurales, entrando en el tercer ventrículo cerebral». El quinto y último nivel de complejidad incluye los tumores orbitales que invaden y comprimen el nervio óptico, las estructuras arteriales y la musculatura que permite su movimiento.
En el último año el grupo de Pittsburgh ha hecho grandes avances que ha expuesto en el Segundo Simposio de Cirugía Endoscopica Transnasal que ha organizado el Hospital La Paz. Avances que Heredero estima que hay que incorporar a la práctica clínica y para ello varios cirujanos del hospital se están formando con el equipo de Kassam. Está previsto también que cirujanos de Pittsburgh se desplacen a La Paz para intervenciones de especial dificultad.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.