Valencia

null

Hemeroteca > 07/06/2007 > 

Alain Viot sale de Lladró al no cumplir el reto de salvar la crisis

A. C.VALENCIA. Borrón y cuenta nueva. La reorganización de la propiedad de los negocios de las familias del grupo Lladró se ha llevado por delante a Alain Viot, consejero delegado de la firma de

Actualizado 07/06/2007 - 02:51:57
A. C.
VALENCIA. Borrón y cuenta nueva. La reorganización de la propiedad de los negocios de las familias del grupo Lladró se ha llevado por delante a Alain Viot, consejero delegado de la firma de porcelanas desde septiembre de 2004.
El fichaje del ejecutivo francés, procedente de la prestigiosa compañía Cartier, pretendía enderezar el rumbo de la empresa, lastrado por un fuerte stock, las pérdidas y una caída de ventas.
Viot diseñó un plan a cinco años con el que aspiraba consolidar el liderazgo mundial de la marca y volver a la senda de los beneficios en 2008. Sin embargo, los resultados no han sido los esperados, pese a que durante dos ejercicios se han suscrito expedientes de reducción de jornada para ajustar la producción y se ha puesto en marcha una política expansiva para captar mercados emergentes como China, India y Rusia.
Sin embargo, Viot se ha quedado a mitad de camino. Ayer, la empresa comunicó que el consejero delegado «cesaba» de sus funciones, sin aclarar si se trataba de un despido, una dimisión o una mezcla de las dos circunstancias.
En todo caso, su marcha es consecuencia directa de la reorganización de la propiedad empresarial de los hermanos Lladró, que se zanjó el pasado 23 de mayo, cuando Juan Lladró y sus hijos tomaron el control de Lladró Comercial, Nao y Carrera y Carrera, con el 70% del capital social de la compañía.
Mayor «agilidad»
De acuerdo con la versión de la empresa, que emplea a cerca de un millar de trabajadores en las instalaciones de Tavernes Blanques, la nueva estructura permite «restituir la agilidad en la toma de decisiones sin necesidad de una gestión delegada o ajena a la familia».
Hasta hace un mes, la supervisión del negocio estaba a cargo de un consejo de administración en el que cada una de las ramas de los fundadores ostentaba un 33% de las acciones.
La llegada de Viot con amplios poderes ejecutivos perseguía «relanzar los resultados de la compañía». A pesar de que la información económica ha llegado con cuentagotas, la realidad indica que no cumplió el reto. Ahora, Rosa María y Ángela Lladró emergen de nuevo en la gestión directa de la legendaria firma de porcelanas fundada en 1953.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.