Cataluña

null

Hemeroteca > 07/03/2008 > 

Miles de universitarios caldean el «sprint» electoral con una protesta contra Bolonia

ESTHER ARMORABARCELONA. Semana caliente en las universidades. Los ánimos académicos se alteraron el martes cuando los Mossos desalojaron de la Facultad de Filosofía de la Autònoma a un grupo de

Actualizado 07/03/2008 - 12:31:32
JOB VERMEULEN  Al legar a las Ramblas los estudiantes intentaron desviar el trayecto de la protesta y los Mossos se lo impidieron  J. VERMEULEN  Los estudiantes pidieron poner fin al proceso de Bolonia
JOB VERMEULEN Al legar a las Ramblas los estudiantes intentaron desviar el trayecto de la protesta y los Mossos se lo impidieron J. VERMEULEN Los estudiantes pidieron poner fin al proceso de Bolonia
Semana caliente en las universidades. Los ánimos académicos se alteraron el martes cuando los Mossos desalojaron de la Facultad de Filosofía de la Autònoma a un grupo de estudiantes que se había encerrado en protesta por el Proceso de Bolonia.
Al día siguiente, otra protesta -esta vez una manifestación-, en la misma universidad acabó con la dimisión del rector Lluís Ferrer. La guinda a esta complicada semana la puso ayer una multitudinaria marcha universitaria por el centro de Barcelona en contra de la reforma que propone el Proceso de Bolonia.
La manifestación, que concentró a miles de estudiantes -5.000 según la Guardia Urbana y 10.000 según la organización-, arrancó sin incidentes, aunque los Mossos d´Esquadra se vieron obligados a actuar en varios puntos del recorrido y hubo enfrentamientos entre agentes y universitarios.
Privatización de las universidades Los estudiantes se manifestaron en contra de la reforma de la Educación Superior que supone el proceso de Bolonia, al considerar que abre la puerta a la privatización de las universidades. La marcha, convocada por la Plataforma Movilizadora en Defensa de la Universidad (PMDUP), partió de la plaza Universidad bajo el lema «Paremos Bolonia» y finalizó sobre las 15.00 horas en Pla de Palau, en medio de un clima reivindicativo. Justo al inicio del recorrido, un grupo de sindicalistas de Autobuses de Barcelona -que ayer mantuvieron su cuarto día consecutivo de huelga- se sumaron a la marcha.
Los momentos de mayor tensión se registraron pocos minutos después de iniciarse la manifestación, cuando los estudiantes intentaron cambiar el itinerario previsto y bajar por las Ramblas.
Incidentes en las Ramblas Los agentes intentaron impedírselo y utilizaron para ello las porras reglamentarias. Los propios organizadores de la marcha, tras quejarse por la actuación de la policía catalana, realizaron un cordón propio de seguridad para evitar que la tensión se transformara en cargas policiales de mayor envergadura, por lo que la manifestación siguió hacia Via Laietana.
Allí también hubo momentos de crispación. Cuando la protesta transcurría frente a las dependencias de la Jefatura de Policía -custodiada por un furgón y un cordón de los Mossos-, algunos alumnos arrojaron globos con pintura,que impactaron en la gran puerta del edificio policial.
Algo parecido ocurrió unos metros más abajo, cuando la protesta transcurría por delante de las dependencias del sindicato Comisiones Obreras (CC. OO.). Algunos de los trabajadores de los autobuses ( de los sindicatos CGT y Actub) lanzaron objetos contra la fachada del edificio sindical e increparon a algunos trabajadores de Comisiones.
Los manifestantes corearon proclamas en contra del Proceso de Bolonia, a favor de la universidad pública, laica y de calidad y para pedir la dimisión del rector de la UAB, Lluís Ferrer, por permitir el desalojo del martes.
El portavoz de la PMDUP, Albert Font-Terrés, afirmó que con esta protesta han querido advertir sobre los riesgos del proceso de Bolonia, ya que se ha hecho «de manera poco transparente y vulnerando principios democráticos». Cuando los manifestantes llegaron a la plaza de Pla de Palau, el profesor de Economía de la UB Ramon Franquesa leyó un manifiesto en el que mostró su apoyo a las reivindicaciones de los estudiantes al entender que el Plan de Bolonia convierte la educación «en un negocio privado al servicio de las grandes empresas».
Seguimiento desigual de la huelga También tomó la palabra la portavoz del sindicato USTEC, Rosa Cañadell, para reivindicar que la lucha de los universitarios es la misma que defienden los profesores de primaria y secundaria ante el intento del conseller Ernest Maragall de impulsar una nueva ley que también consideran que privatizará la enseñanza pública.
Por su parte, los rectores de las universidades públicas mostraron su «convicción» de que la implantación de Bolonia permitirá el acceso «amplio y equitativo» de los ciudadanos a la educación superior.
La manifestación contra Bolonia coincidió con una jornada de huelga en las universidades que sólo logró un «seguimiento general» en la Universitat Autònoma. En el resto de centros públicos el seguimiento fue «desigual».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.