Tv y Radio

null

Hemeroteca > 07/02/2010 > 

Barreda y el Apocalipsis

En su puntoPOR JOSÉ SOTELOAlgunos listillos aseguran que la radio no es más que una bandada de grajos picoteando en las noticias que han aparecido esa mañana en la prensa. O sea que, sin periódicos

Actualizado 07/02/2010 - 02:56:16
En su punto
POR JOSÉ SOTELO
Algunos listillos aseguran que la radio no es más que una bandada de grajos picoteando en las noticias que han aparecido esa mañana en la prensa. O sea que, sin periódicos, la radio sería un páramo, un desierto tan despoblado como el cerebro de semejante ministra. Verdad cierta, pero a medias. Igual que hay periódicos que no tienen ni una sola página de rigor ni de dignidad, hay emisiones radiofónicas que abren caminos o que «marcan agenda», como dicen los periodistas estultos, que los hay a cientos.
Esta semana, Félix Madero armó la tremolina con su entrevista a José María Barreda. Ya saben, el presidente manchego que osó reclamar cambios en el Gobierno, menos carteras y más dedicarse a lo que de verdad importa. Desde el martes, los comentaristas, columnistas, analistas, rentistas, onanistas y demás cuentistas han abrevado en esa entrevista de Punto Radio casi tanto como en las plegarias de Zapatero a los pies de Omphalos, perdón, de Obama.
«Hay que reconocerle valor», dijo Madero del presidente Barreda. Y Edurne Uriarte: «No sé si es un acto de maldad o de ingenuidad porque en el PSOE nadie se atreve a reclamar ni siquiera el cese de Bibiana». Su ministerio es un «ente monstruoso» como decía Borges de todo artefacto cuyo objeto se desconoce. Del gallito Barreda se saltó a reclamar elecciones anticipadas, y en esas estábamos hasta que el presidente del Gobierno compareció en el desayuno de la Oración y recordó las «raíces cristianas» de España. «Es un sinvergüenza, en el sentido de no tener vergüenza», clamó Luis Herrero desde esRadio, indignado con la hipocresía zapateril. «Si es agnóstico o simplemente ateo, lo ignoro, pero no sé qué pintaba en esa ceremonia donde se iba a rezar», apostilló Javier Nart en Protagonistas. Solo le faltó presentarse como aquel moro del Quijote, «bautizado, católico y cristiano».
«Declarar que España es cristiana puede parecer una obviedad, pero en boca de Zapatero, sonaba a gran noticia», argumentó el edulcorado Alsina. «Ha dado la talla en Washington con un discurso que aquí jamás habría pronunciado», afinó Pilar Cernuda. Un viaje anecdótico, mero alpiste para tertulianos, mientras la economía española también se asomaba a la Biblia, según se mira el Apocalipsis a la derecha. Y la Bolsa española se desplomaba como las murallas de Jericó.
«No nos preocupemos, desde ahora, los lunes también fútbol como en el franquismo», sentenció el maestro Martín Ferrand. «Pan y circo», concluyó Madero, quizás consciente, con Camus, de que el único consuelo que nos queda en la vida es el desprecio.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.