Cultura

Cultura

Hemeroteca > 07/01/2003 > 

Andrés Trapiello gana el Nadal con «Los amigos del crimen perfecto»

Actualizado 07/01/2003 - 07:35:32
La novela «Los amigos del crimen perfecto», de Andrés Trapiello, se alzó este lunes con el 59 Premio Nadal. El autor se había presentado detrás del seudónimo de Mary Talbot y encubrió su libro con el inquietante título de «El té de las seis». Este premio está dotado con dieciocho mil euros (tres millones de pesetas). 

El jurado compuesto por Antonio Vilanova, Germán Gullón, Ana María Matute y Ángela Vallvey (ganadora de la pasada edición) decició otorgar sus preferencias a esta historia coral que narra las peripecias de un grupo de amantes de la novela negra. Los protagonistas persiguen con obsesión desde hace años el estudio de un crimen perfecto, hasta que la realidad acaba envolviéndolos en uno que ni es crimen ni es perfecto. El escritor (Manzaneda de Torío, León, 1953) homenajea todo un género al tiempo que lo parodia suavemente sin perder de vista su propia médula.

«Los amigos del crimen perfecto» es y no es una novela negra. Lo es porque hay una intriga y es un cadáver quien pone en marcha el mecanismo para decubrir el asesino, pero la novela también es una reflexión literaria sobre el deseo de venganza y sobre las víctimas que sufren en su propia vida la ausencia de justicia.

Boxeador retirado                                       

David Torres (Madrid 1966) quedó finalista con «El gran silencio», que narra la vida de un boxeador retirado. Torres, que ha publicado «Nang Parbat» y «Los huesos de Mallory» es licenciado en filología hispánica y guionista del  programa de reportajes «Al filo de lo imposible» de TVE. Gracias a este segundo premio, el escritor madrileño recibirá seis mil euros.  

El protagonista de «El gran silencio», Roberto Esteban, es un boxeador retirado que en su juventud llegó a campeón de Europa y ahora se gana la vida como matón a sueldo. Sólo tiene un amigo, un camarero lacónico, y una afición, el boxeo. Pero un día acepta el encargo de proteger a una joven bailarina amenzada de muerte. Todo apunta a su ex-marido, un célebre gitano retirado de los escenarios por culpa de un accidente.
Por otra parte, el premio Destino Guión recayó en Vicente Álvarez (Valladolid 1963) por «El mercenario del Dux». Licenciado en historia del arte ya ha publicado «Pequeño catálogo de piratas y soledades» e «Improvisación en fuga».

El galardón, que quiere premiar aquellas novelas que tengan más cualidades para ser llevadas al cine, ha fijado este año la mirada en una narración histórica que se remonta a la Italia de mediados del siglo XVII. El protagonista es Bosco, un sicario español al servicio de la república veneciana y de una poderosa organización secreta. Y en las páginas se aborda su última misión, que es encontrar un valioso camafeo de Benvenuto Cellini. 

En esta edición, el jurado Destino Guión ha estado formado por Carlos Bardem (hermano de Javier Bardem y ganador de la anterior edición), Eduardo Gonzalo, Felix Riera, Marta Robles y Rafel de Ribot. Este premio, que es el tercer año que se otorga, tiene una dotación económica de nueve mil euros.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.