Sociedad

null

Hemeroteca > 06/12/2007 > 

El mundo educativo pide medidas urgentes contra el desastre de PISA

M. ASENJO/E. ARMORAMADRID/BARCELONA. Los resultados del Informe PISA han sacudido las estructuras del sistema educativo y han suscitado un profundo debate sobre el futuro de la escuela.La ministra de

Actualizado 06/12/2007 - 03:05:14
M. ASENJO/E. ARMORA
MADRID/BARCELONA. Los resultados del Informe PISA han sacudido las estructuras del sistema educativo y han suscitado un profundo debate sobre el futuro de la escuela.
La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, se mantenía ayer firme en su planteamiento de que España necesita «dos generaciones» para que las cosas comiencen a cambiar. En declaraciones a la cadena SER, dijo que «el rendimiento de los estudiantes se pone en relación con el nivel de estudios de los padres», aunque «esto -advirtió- no es echar culpas, es simplemente un dato que el informe contempla». Más adelante, Cabrera insistió en que los resultados españoles están en «la media de los países de la OCDE, que son los países más desarrollados».
Sin embargo, las palabras de Cabrera no han encontrado eco y son muchas las voces que se alzan en demanda de medidas para reconducir la situación, «porque ya existe -dicen- una secuencia temporal suficiente de PISA como para constatar el rumbo que toman los acontecimientos». Tampoco se advierte una plena coincidencia con el recurso del presidente Zapatero al pasado.
Métodos inadecuados
El decano de la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Barcelona (UB), Joan Mateo, coincide con el presidente del Gobierno en que la situación de la educación en España no es óptima, pero no la atribuye directamente a un «déficit o retraso histórico» sino a que «se ha utilizado durante muchos años un modelo metodológico obsoleto, diferente al de los países que salen mejor parados en el informe».
José Luis Gaviria, catedrático de la Facultad de Educación de la Complutense y profesor asociado de La Fundación Europea Sociedad y Educación, entiende que PISA refleja que «estamos instalados en la mediocridad y hay muy pocos alumnos en el nivel de excelencia» y esto es muy negativo porque otros países de nuestras características han comenzado a salir del túnel. Gaviria no coincide con el presidente del Gobierno, porque considera que la escuela «debe ser un instrumento de promoción social».
Para José Moya, profesor de Métodos de Investigación en la Universidad de Las Palmas, la valoración de los resultados «no es buena en ninguno de los sentidos, ya que existe una serie temporal larga y se esperaba una inversión de la tendencia». Por tanto, «se advierte una quiebra de la serie hacia abajo». Moya llama la atención sobre las diferencias entre la valoración de la mayoría de las autonomías y la del conjunto de España y señala que las soluciones al problema las ofrece el propio informe al analizar los indicadores utilizados.
El presidente de la Asociación Nacional de Catedráticos de Bachillerato (Ancaba), Julián Martín, propone «volver a trabajar y que los alumnos tengan estímulos y objetivos altos, porque si son bajos, las deficiencias serán cada vez mayores». Opina que todas las medidas que ha tomado El Ministerio van en dirección «contraria».
Más recursos
Nicolás Fernández Guisado, presidente del sindicato ANPE, pide para mejorar la situación un «pacto de Estado para la educación, aumentar el gasto público hasta al menos un 6% y promover medidas de apoyo al profesorado». CC.OO. reclama también más recursos y USO, «menos política y más medidas educativas». FETE-UGT y STEs relativizan PISA y creen que el sistema funciona, pero reclaman más medios.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.