Sociedad

null

Hemeroteca > 06/12/2007 > 

Argentina realiza la primera operación de cambio de sexo a un menor de edad

CARMEN DE CARLOSCORRESPONSALBUENOS AIRES. Cinco horas cambiaron su vida. Ese es el tiempo que duró la operación de cambio de sexo de Nati, el primer adolescente en someterse a una intervención que ha

Actualizado 06/12/2007 - 03:02:41
FOTOS: CLARÍN  La joven, en su cama de la clínica ECO BER (La Plata), acompañada por Alicia, su madre, tras la operación
FOTOS: CLARÍN La joven, en su cama de la clínica ECO BER (La Plata), acompañada por Alicia, su madre, tras la operación
CARMEN DE CARLOS
CORRESPONSAL
BUENOS AIRES. Cinco horas cambiaron su vida. Ese es el tiempo que duró la operación de cambio de sexo de Nati, el primer adolescente en someterse a una intervención que ha trasformado su cuerpo de niño a mujer.
La joven, que cumplió 17 años el pasado mes de julio, llevaba desde hace tres tratando de convencer a la Justicia de que la naturaleza cometió un error con ella. Sus padres y sus dos hermanos, un varón y una chica, estaban de acuerdo.
Lo mismo pensaban los médicos que la trataron, pero los jueces de Córdoba, provincia en la que vive la familia, no opinaban igual. Para ellos, el proceso suponía «una mutilación irreversible» para un menor de edad. Algo inaceptable, aunque lo solicitara el interesado en coincidencia con sus progenitores. Sin embargo, Nati no se cansaba de repetir: «Mi cuerpo es un envase de Coca-Cola que adentro tiene «Seven Up». Yo soy la «Seven Up»», explicaba para ilustrar su situación.
Javier, su padre, un reconocido cardiólogo que la acompañó el lunes en la operación, reconoció los «síntomas» que padecía su hijo cuando éste apenas era un crío. Por eso no le sorprendió que a los 13 años el chico se armara de valor, reuniera a toda la familia y anunciara: «Soy una mujer, me siento una mujer y no lo quiero ocultar más».
Respaldo familiar
El niño encontró el respaldo y comprensión de sus allegados y de los especialistas, que fueron unánimes al diagnosticar y poner nombre y apellidos a su mal: disforia de género o síndrome de Harry Benjamin (SHB). En otras palabras, «cuando la diferencia sexual a nivel neurológico y anatómico no se corresponden», según definición de la doctora Charlotte Goiar.
Alicia, la madre de Nati, profesora de Lengua y de Literatura, lamentaba ayer en televisión la incomprensión de la sociedad, «fruto de su ignorancia, y frente a eso -aseguraba- no puedes hacer nada». Recordó escenas de la infancia de su hija: «A los 3 años su mirada estaba siempre triste y sólo jugaba con nenas». A los 13, «comenzó a vestirse de mujer», pero antes, «en el colegio nunca entraba al baño de los varones». Desde entonces, garantizaba, «tiene la delicadeza y la finura de una señorita».
Después del «calvario» que ha llevado el caso hasta el Tribunal Supremo de la provincia, y de «trámites tortuosos, pericias, entrevistas y audiencias», la máxima instancia judicial de Córdoba dio luz verde a la operación. Antes, según testimonio del doctor César Fidalgo, jefe del equipo quirúrgico, Nati se sometió a un tratamiento hormonal, implante de mamas y otro tipo de «adecuaciones»; pero, ahora, «tiene lo que hay que tener para ser una chica», asegura el cirujano.
La intervención se realizó en la Clínica Eco Ber de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires. Fidalgo coordinó un equipo de diez médicos encargados de transformar los genitales del muchacho en los de una mujer. Según explicaron, el proceso constó de varias fases. En la primera, amputaron el pene y los testículos. A continuación, con la piel que cubría estos órganos, dieron forma a la cavidad vaginal y a los labios superiores.
Previamente, los especialistas seccionaron parte de la uretra para que su paciente pueda evacuar la orina como una chica.
Las primeras palabras de Nati, apenas salió del efecto de la anestesia, según publicaba ayer el diario «Clarín», fueron las siguientes: «Ya está, no veía la hora de que me operaran».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.