Opinión

Opinión

Hemeroteca > 06/04/2004 > 

HACE 25 AÑOS: EL PRIMER GOBIERNO CONSTITUCIONAL

Actualizado 06/04/2004 - 02:29:02

HACE veinticinco años, el seis de abril de 1979, se constituía el primer gobierno constitucional de la nueva etapa democrática. Mucho seha escrito sobre elgobierno nacido tras las elecciones de 15-J, el primer gobierno democrático, pero muy poco de aquel que nació precisamente tras la aprobación de la Constitución Española y cuyo XXV aniversario conmemoramos en este día.

Efectivamente la Constitución se aprueba y es sancionada por el Rey el 27 de diciembre de 1978 y tan sólo dos días más tarde Adolfo Suárez decide, ya de conformidad con la Constitución y tras consultar al Consejo de Ministros, disolver el Congreso y el Senado y convocar nuevas elecciones, que tienen lugar dos meses más tarde. Tras el debate de investidura correspondiente, Suárez es nombrado Presidente y el 6 de abril de aquel año 1979 juraante SM el Rey el primer gobierno constitucional. Suárez podía haber seguido con el gobierno anterior, pero no lo debía hacer y no lo hizo. Podía no haber disuelto las Cámaras, como algunos le recomendaron insistentemente, pero no lo debía hacer y no lo hizo. Se arriesgaba a perder las elecciones, pero creía que debía hacerlo y lo hizo (de hecho obtuvo una minoría mayoritaria escasa). La Constitución lo había variado todo y había que partir de sus nuevos enunciados. Y de algún modo aquel gobierno significaba el fin de la transición política y el inicio de la normalidad constitucional.

En cualquier momento tal aniversario debería ser celebrado. Hoy, aparece apagado por los acontecimientos próximos, pero no deja de resultar singular la coincidencia en fechas con la reciente renovación de las Cámaras, producida hace unos días. Y más sorpresa aún produce comparar los resultados de entonces y los de ahora del partido ganador: UCD obtuvo entonces 167 escaños, el PSOE ahora 164. Escasa diferencia. Si aquí aparecen coincidencias, todo lo demás son diferencias ciertas. El segundo partido más votado obtiene hoy muchos más escaños que el segundo de entonces y , sobre todo, el resto del arco parlamentario se componía entonces por doce partidos menores, todos nacionalistas o regionalistas (salvo el PCE, muy potente), y hoy por nueve, (que salvo IU, con escasa representación), también tienentodos las mismas características, aunque con escasa menor lealtad a lo que la Constitución representa y lo que los avances estatutarios significaron.

Aquel primer gobierno constitucional, presidido por Adolfo Suárez, y que juró el 6 de abril ante SM el Rey, estuvo formado por dos Vicepresidentes: el primero para Defensa, Manuel Gutiérrez Mellado, y el segundo para Economía, Fernando Abril Martorell. Y a ellos acompañamos los siguientes ministros: Marcelino Oreja en Asuntos Exteriores, Jaime García Añoveros en Hacienda, Íñigo Cavero en Justicia, Antonio Ibáñez Freire en Interior, Jesús Sancho Rof en Obras Públicas, RafaelCalvo Ortega en Trabajo, Carlos Bustelo y García del Real en Industria, Juan Antonio García Díez en Comercio, Salvador Sánchez Terán en Comunicaciones, Manuel Clavero Arévalo en Cultura, Juan Rovira Tarazona en Sanidad y Seguridad Social, Antonio Fontán en Administración Territorial, Leopoldo Calvo Sotelo en Relaciones con las Comunidades Europeas, José Luis Leal en Economía, José Manuel Otero Novas en Educación, Luis González Seara en Investigación y Universidades, José Pedro Pérez Llorca en Presidencia, Agustín Rodríguez Sahagún en Defensa, Rafael Arias Salgado en Relaciones con las Cortes, Joaquín Garrigues Walker como Ministro adjunto al Presidente y quien firma estas líneas en Agricultura. Fueron ausencias notables en aquel gobierno las de Pío Cabanillas, Rodolfo Martín Villa, Francisco Fernández Ordóñez y Enrique Sánchez de León. Desgraciadamente muchos de entre todoslos citados ya no están entre nosotros. A su memoria va consagrado este recuerdo.

La diferencia singular respecto al primer gobierno democrático (el del 15-J) es que aquel vivía todavía inmerso enun marco legal e institucional que era el anterior. Por el contrario el nuevo gobierno nacía a la luz pública sobre unas baseslegales nuevas, las que marcaba la propia Constitución y por ello todos los problemas habían de ser afrontados partiendo de la ley de leyes, para desde ahí reorientar todos los actos de gobierno, cualesquiera que fueran su naturaleza.

No fue éste el último gobierno de Suárez antes de presentar su dimisión en enero de 1981. A él le sucederían varios cambios. Pero sí fue un gobierno que hubo de enfrentarse a hechos muy singulares: apertura generalizada al exterior, negociación de los primeros estatutos de autonomía como fue el caso de Cataluña y el País Vasco,un avance muy sustancial en lo económico que José Luis Leal tiene narrado en un libro impecable,negociaciones intensas con la CEE llevadas a cabo por Calvo-Sotelo, frenadas por el amigo francés Giscard d´Estaing y retomadas y finalizadas por Fernando Morán ya en la etapa de Gobierno presidida por Felipe González, etc. Más tarde, ya con Calvo-Sotelo, España ingresaría en la OTAN.

Transcurridos estosaños y visto con la perspectiva que otorga el tiempo, no cabe duda que aquel primer gobierno fruto de aquella Constitución, y todos los gobiernos que lesiguieron, han (hemos) hecho de este periodo el de mayor libertad, prosperidad, riqueza, desarrollo económico, avances sociales, descentralización competencial, etc. que España ha conocido nunca en los últimos siglos. Y nada de todo ello se hubiera logrado sin el Rey. Por eso el reinado de Don Juan Carlos I pasará, sin duda, a la historiapor los resultados acumulados de estos años, que superan con mucho losde su gran predecesor Carlos III.

Hoy, veinticinco años más tarde, se está camino de formar unnuevo gobierno, tras unas recientes elecciones no exentas de percances y polémicas. Unas elecciones que han querido ser turbadas -y lo han sido- pero en las que lo mejor de España ha salido a flote y donde todos (instituciones, gobierno, autoridades de la ciudad de Madrid y de su autonomía, iglesia, servicios públicos, policía, sanitarios,ferroviarios, bomberos, ejercito, funcionarios todos...) han demostrado su gran eficacia y competencia. Y a su frente la inmensa autoridad moral y el consuelo de SS.MM. los Reyes de España y su Real familia.Sí,sobre todo ello el sistema ha funcionado con normalidad una vez más y la alternancia, propia de los sistemas democráticos, ha vuelto a operar sin sobresaltos, con arreglo a las previsiones constitucionales. Desde aquel primer gobierno de 1979 al de hoy veinticinco años de normalidad democrática constitucional nos contemplan. Ojalá que nada ni nadie logren quebrarla.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.