Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 06/04/2003 > 

Marlene Dietrich, heroína o traidora

Actualizado 06/04/2003 - 05:00:06
El documental «Marlene Dietrich: su propia canción» ha salido de las manos de su nieto David Riva
El documental «Marlene Dietrich: su propia canción» ha salido de las manos de su nieto David Riva
MADRID. Traidora y patriota, soldado y diosa de la pantalla, icono de controversia y objeto de deseo y odio a la vez. Eso dicen de Marlene Dietrich, la única estrella que pudo hacer sombra a Greta Garbo. También se asegura que de ella se sabía todo, aunque, tras su muerte y con la publicación de la polémica biografía que su hija María Riva le «dedicó», lo único que quedaba como documento nada sospechoso es un documental elaborado por Maximilian Schell en 1984. Cuando ya parecía que el mito creado en torno a Dietrich iba a quedar enfangado con un pasado de madre castradora sólo comparable al de la «mommie dearest» Joan Crawford, llega a nuestras pantallas el documental «Marlene Dietrich: su propia canción», que bien podría llevar como subtítulo «una biografía autorizada». Ha salido de las manos de su nieto David Riva y está narrado por Jamie Lee Curtis. En él se evita el tema de las ambiguas relaciones sexuales de la diva, que han servido de carnaza a mugrientas publicaciones sensacionalistas. Quizá en eso Garbo fue menos vulnerable y las lenguas de doble filo sólo se dispararon tras su muerte. Pero «M.D.: su propia canción» es más que un paseo por una sexualidad ajena, es la historia política de una mujer que renunció a su patria. Se cuenta que en el Berlín de los años 20 los límites artísticos y los tabúes personales sólo estaban para ser traspasados. YMarlene tenía unas buenas piernas para cruzar la delgada línea roja. Pronto Berlín se convierte en un torbellino político. La ciudad es un campo de batalla de diferentes facciones políticas: el gobierno establecido, los comunistas y un nuevo partido: el Nacional Socialista, o Nazi. Josef Von Sternberg descubre a Marlene en un teatro y la hace protagonista de «El ángel azul» y se la lleva a América donde, tras hacer «Marruecos», la actriz consigue asegurase un puesto en el firmamento de las grandes divas...
A lo largo de cien minutos desfilan por la pantalla personajes como Beate Will, alemana no judía, cazadora de nazis, que contribuyó a la localización de Klaus Barbie. Habla del apoyo secreto de Marlene; Félix Moeller, autor de «Los diarios de Goebbels», que recuerda el empeño de Goebbels para que la actriz volviera al Reich para hacer filmes alemanes. También está filmado Norbert Schulze, compositor de «Lili Marlene», una canción paradójicamente popular en América y en Alemania; Harold von Hofe, quien cuenta la negativa de la actriz alemana a confraternizar con la elite intelectual de los exiliados en Hollywood, su rechazo hacia las claras tendencias comunistas de los exiliados y su esnobismo intelectual acerca de América. Para muchos, Dietrich era una heroína que se enfrentó a los nazis, para otros, una traidora que desertó de su país para servir a sus propios intereses.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.