Sociedad

null

Hemeroteca > 06/04/2002 > 

El polémico doctor Antinori asegura que ha implantado un embrión humano clonado

El polémico ginecólogo italiano Severino Antinori anunció ayer que una mujer está embarazada de ocho semanas del que puede ser el primer ser humano clónico, según informa la revista «The New Scientist». Antinori realizó este anuncio en los Emiratos Árabes Unidos y no quiso revelar ningún detalle más.

Actualizado 06/04/2002 - 00:07:15
Severino Antinori, a la izquierda, junto a Brigitte Boisselier y Pavos Zavos,cuando anunciaron sus planes en la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Reuter
Severino Antinori, a la izquierda, junto a Brigitte Boisselier y Pavos Zavos,cuando anunciaron sus planes en la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Reuter
«Una mujer entre miles de parejas infértiles del programa de clonación humana está embarazada de ocho semanas», señaló Antinori, de 56 años, uno de los dos controvertidos especialistas en fertilidad involucrados en este programa, durante un congreso sobre el futuro de la ingeniería genética que se celebra en Emiratos Árabes Unidos. El colega de Antinori, Panos Zavos, del Instituto de Andrología de América en Lexington, Kentucky, ya había anunciado que planeaba clonar un bebé a finales de 2001.
El doctor Antinori ya levantó ésta polémica en el mes de agosto del año pasado cuando anunció que desvelaría sus planes concretos de clonación humana durante su participación en la reunión de la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Pese a la expectativa creada, finalmente Antinori no desveló en su intervención ante los expertos de la Academia cuándo, dónde o cómo llevaría supuestamente a cabo su proyecto, aunque dejó caer ante la Prensa que podría hacerlo durante el mes de noviembre, en un país distinto a Estados Unidos e incluso en un barco. Sin embargo, ayer Antinori se negó a revelar la nacionalidad de la mujer o su situación actual, según el diario local «Gulf News», aunque señaló que cerca de 5.000 parejas participan en el programa.
Transferencia nuclear
Lo que sí detalló Antinori en agosto ante los científicos de la Academia era la técnica que pensaba utilizar, la llamada de transferencia nuclear, que consiste en extraer el núcleo de una célula del hombre, para luego fusionarlo con un óvulo al que previamente se le ha extraído también el núcleo. El embrión resultante se implanta en el útero de la mujer, que seguiría adelante con un embarazo.
Sin embargo, frente a Severino Antinori y sus colaboradores, el andrólogo Panos Zavos y la bióloga canadiense Brigitte Boisselier -ésta es obispo del movimiento raeliano, una secta que ofrece sus «servicios de clonación» por el «reducido importe» de 36 millones de pesetas, según aparece en su página web-, los científicos esgrimen razones científicas y éticas para rechazar la clonación humana.
Entre los científicos que más critican al profesor Antinori está Ian Wilmut, del Instituto Roslin de Escocia y padre de la oveja «Dolly», que califica los planes del italiano de «irresponsables y criminales». En su opinión, y en la de los más reputados expertos, Antinori no ha tenido en cuenta los problemas de la «desregulación» de los genes que se produce en una clonación y que hay que volver a programar. El proceso denominado «reprogramación epigenética» del genoma, que determina cómo se han de expresar los genes contenidos en una célula, tarda habitualmente años en desarrollarse en el cuerpo humano. En la técnica que pretende Antinori debe producirse en minutos u horas. Esto no es suficiente para evitar las anomalías que produce la clonación: periodos de vida más cortos, daños en los cromosomas de las células,problemas cardiovasculares y pulmonares, así como sobrepeso, algo que ya se ha revelado en la oveja «Dolly». Antinori, en cambio, asegura ser capaz de monitorizar el estado del embrión para reducir el grado de anormalidades.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.