Toledo

null

Hemeroteca > 06/03/2009 > 

Declaran culpable al acusado del «crimen de la maleta» El jurado descarta el agravante de parentesco

EFE, ABCTOLEDO. Un jurado popular declaró ayer culpable, por mayoría, al polaco Krzystof Kmiezcik, de 46 años, de la muerte de Concepción López Holgado, de 51, a la que estranguló para luego

Actualizado 06/03/2009 - 02:47:34
EFE, ABC
TOLEDO. Un jurado popular declaró ayer culpable, por mayoría, al polaco Krzystof Kmiezcik, de 46 años, de la muerte de Concepción López Holgado, de 51, a la que estranguló para luego enterrarla oculta en una maleta en un paraje de Almendral de la Cañada en 2001.
Los cinco hombres y cuatro mujeres que conformaron el jurado desde el pasado martes en la Audiencia de Toledo avalaron la tesis del fiscal y de la acusación particular, aunque sin la agravante de parentesco, a pesar de lo cual mantienen su petición de pena en quince años de prisión y una indemnización a los herederos de la víctima (su madre y su hijo) de 200.000 euros. La acusación particular considera, por su parte, que el Estado Español es responsable civil subsidiario por encontrarse el acusado ilegalmente en nuestro país.
La letrada de la defensa, Susana Soto, que actuaba de oficio, solicitó al presidente magistrado del jurado, Urbano Suárez, que se le imponga la pena mínima al no haber agravantes, es decir, que se le condene a diez años de prisión y entiende que no ha de aplicarse la responsabilidad civil al no haber quedado probado la relación de pareja entre el acusado y la víctima.
Krzystof, que llevaba pantalón de vestir y chaqueta, escuchó el veredicto de culpabilidad de pie y cabizbajo y sin tener el aliento de ningún familiar, allegado o amigo, y fue conducido por los agentes de la Guardia Civil al penal de Ocaña, donde se encuentra desde que fue detenido en Polonia en 2006 y extraditado a España.
Los hechos ocurrieron, según el fiscal, entre el 28 de febrero y el 2 de marzo de 2001, cuando el acusado estranguló a Conchita, como se la conocía, y después trasladó su cadáver en una furgoneta oculta en una maleta de tamaño medio para enterrarla en el paraje «Venero Rubisco» de Almendral de la Cañada, un pequeño municipio de la Sierra de San Vicente.
En ese lugar, el 2 de marzo de 2001 el acusado se quedó atrapado varias horas al quedar embarrancada la furgoneta en la que transportó el cadáver y fue ayudado por tres personas, dos empleados de Retevisión que iban a revisar unas antenas que hay en lo alto del monte, y un guarda forestal.
Durante el juicio, estos tres testigos coincidieron en señalar su extrañeza de que el acusado estuviera allí para contemplar el paisaje, tal y como les dijo, porque era un día de lluvia y mucha niebla y porque desde el lugar donde se encontraba Krzystof no se veía el paisaje, que estaba oculto por los árboles.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.