Cataluña

null

Hemeroteca > 06/03/2001 > 

CiU votará en contra del recurso a la Ley de Extranjería

El presidente de la Generalitat y de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Jordi Pujol, admitió ayer ante la dirección de su partido su «honda preocupación» ante el fenómeno de la inmigración y sus derivaciones políticas, al tiempo que las cúpulas de los dos socios de la coalición acordaban votar en contra de la presentación del recurso a la Ley de Extranjería que impulsan el PSC, ERC e IC-V.

Actualizado 06/03/2001 - 00:23:05
Mas y Pujol, durante la reunión de la ejecutiva convergente. Yolanda Cardo
Mas y Pujol, durante la reunión de la ejecutiva convergente. Yolanda Cardo
La coalición nacionalista decidió ayer no apoyar la moción para presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Extranjería, propuesta por los tres grupos de izquierda de la Cámara catalana y que se presenta mañana. El secretario general de CDC y «hombre fuerte» del Govern, Artur Mas, explicó que su formación deberá rechazar el recurso «por coherencia», ya que recordó que CiU apoyó en el Congreso la mencionada ley. El «conseller en cap», que admitió que «hay aspectos de la ley que no nos gustan», explicó que «todos los países que sufren corrientes migratorias tienen leyes como la que tenemos aquí».
A su juicio, los esfuerzos políticos no deberían centrarse en la presentación o no de un recurso, «sino en la aplicación de medidas de integración a todos los niveles». En la misma línea se expresó el portavoz de Unió Democràtica, Jordi Casas, quien también recordó que CiU apoyó la nueva legislación. El dirigente democristiano, además, cargó contra el PSC, al que acusó de utilizar la cuestión para «erosionar» al gobierno de la Generalitat y a la coalición nacionalista.
«ACTITUD RESPONSABLE»
Por contra, Casas se refirió al papel del PSOE y de su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, en relación a la inmigración. A su juicio, su «actitud responsable contrasta con la del PSC», que supuestamente utiliza la cuestión con fines políticos y electoralistas. En su opinión, «la ley contó con el consenso del PSOE», por lo que criticó la presentación de recurso.
El portavoz de Unió explicó que «un recurso de inconstitucionalidad no resolvería nada» y se mostró partidario de llevar a cabo ambiciosas políticas de integración y de afrontar la situación sin contratiempos. En este sentido, se mostró satisfecho por la «actitud abierta» que a su juicio ha demostrado el PP y que, añadió, será correspondida por la «responsabilidad política» de la coalición nacionalista.
Lo cierto es que la cuestión de la inmigración centró la reunión de ayer de la ejecutiva de CDC. El presidente del partido mostró su preocupación por la cuestión y por sus últimas derivaciones políticas, especialmente en relación a la posible connotación racista que pueda adquirir el nacionalismo catalán a raíz de las declaraciones de Heribert Barrera. Por esa razón, Pujol se reafirmó en su intención de consensuar políticamente el debate de la inmigración.Varios dirigentes convergentes coincidieron en el análisis y apostaron por rebajar la tensión y buscar el consenso con los demás partidos.
PACTO UNITARIO
Por otro lado, el presidente de IC-V, Joan Saura, pidió ayer a Pujol que impulse desde la Generalitat la firma de su propuesta de pacto contra el racismo, que definió como una «vacuna» de los partidos en contra de las expresiones xenófobas en su propio seno. Saura envió al presidente de la Generalitat y a los secretarios generales de todos los partidos catalanes un borrador con su propuesta de «Pacto contra el Racismo».
Saura explicó que el documento está abierto a modificaciones y con él pretende lograr el compromiso de todos los partidos a no pactar con formaciones que divulguen un mensaje racista y a desautorizar a los militantes que incurran en un mensaje xenófobo. El dirigente ecosocialista denucnió que Pujol reaccionó «tarde y mal» a la hora de afrontar las declaraciones sobre inmigración de su esposa, Marta Ferrusola, mientras que por el contrario, valoró positivamente que ERC «desautorizara de forma inmediata» a su ex dirigiente Heribert Barrera.
Saura pidió también al grupo de CiU en el Parlament que no actúe «en función del chantaje del PP» y que se atreva a votar a favor del recurso contra la Ley de Extranjería.
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.